Moratinos insta a los embajadores a asumir los retos de la política global

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, glosó ayer los nuevos retos de la política exterior en el mundo globalizado e instó a los 123 embajadores, reunidos en Madrid con ocasión de la conferencia bianual de la diplomacia española, a que los asuman como eje de su actividad cotidiana. Moratinos destacó, en ese contexto, la lucha contra el terrorismo, la geopolítica energética, la lucha contra la pobreza y los flujos migratorios.

Son todos problemas que superan las políticas tradicionales centradas en la buena vecindad y que "no se pueden abordar desde una realidad nacional aislada", precisó el ministro. Requieren una enorme cooperación multilateral, lo que, a su vez, exige reformar y potenciar el papel de la Organización de Naciones Unidas (ONU), añadió.

Moratinos insistió, además, en la importancia del "Plan urgente y de carácter integral para la reforma y modernización del Servicio Exterior", aprobado el pasado viernes por el Consejo de Ministros, a fin de facilitar los nuevos cometidos.

El plan es instrumental, deriva de un informe sobre la reforma del servicio presentado al Consejo de Ministros el pasado noviembre y trata de atender las necesidades más urgentes mientras se elabora el anteproyecto de Ley de la Acción Exterior y el Servicio Exterior del Estado, una vieja aspiración que lleva décadas de retraso.

Trece nuevos consulados

El plan urgente concentra sus medidas en cuatro capítulos, relativos a la mejora de la coordinación, al refuerzo de los consulados, de los recursos humanos adscritos al servicio exterior y a los medios materiales en que se apoya dicha acción. Tiene como novedad que formula objetivos concretos, asociados siempre a un breve periodo de realización.

El plan establece, por ejemplo, que en sólo cuatro meses tendrá que estar decidida la ubicación definitiva del Ministerio de Exteriores, instalado hoy en unas torres alquiladas sobre la M-30 madrileña tras haber perdido sucesivamente sus sedes del Palacio de Santa Cruz y Marqués de Salamanca por necesidades del servicio y problemas técnicos, respectivamente.

En seis meses deberá estar ultimado, además, un plan general de seguridad de las Oficinas de España en países problemáticos, que tendrán que ser dotadas de sistemas de comunicación por satélite en el mismo plazo.

Las principales novedades se refieren a la ampliación de la red consular. En tres meses, habrá un calendario para la apertura de 13 nuevos consulados; en dos meses, se nombrarán cónsules adjuntos en La Habana, Quinto, Lima, Bogotá y otras cuatro capitales.

Del 2007 al 2010, se convocarán al menos 200 plazas para diplomáticos y 100 para economistas y técnicos comerciales del Estado. En seis meses, será posible revisar las retribuciones de los funcionarios en el extranjero en función de riesgos y cargas de trabajo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 04 de septiembre de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50