CiU y ERC intentan atraerse el voto del electorado catalanista del PSOE

Los nacionalistas de CiU y los independentistas de ERC se ofrecieron ayer como alternativa a los electores catalanistas del PSC, a los que suponen decepcionados por la sustitución de Pasqual Maragall por José Montilla como candidato socialista a la presidencia de la Generalitat.

El candidato de Convergència i Unió (CiU), Artur Mas, pidió a estos electores que dejen de confiar en un partido como el PSC "que mira más hacia Madrid que hacia Cataluña". Aunque al principio la retirada de Maragall parecía voluntaria, dijo, "al final se ha visto que es una jubilación forzosa". Por esta razón hizo un llamamiento al sector más catalanista del PSC e incluso a los soberanistas de ERC que confiaron en la alianza de su partido con los socialistas: "Yo les llamo a encontrar en CiU su casa de acogida, que representa a un catalanismo integrador, abierto, de mentalidad flexible y que quiere integrar a toda la gente con sentimiento de país".

Los independentistas esperan que la sustitución de Maragall provoque una "fuga de votos" catalanistas del área socialista hacia su partido, según explicó ayer el secretario de Organización de Esquerra, Xavier Vendrell. Esta convicción procede de la interpretación que ERC hace del cambio de candidato a presidente decidido por el PSC. Vendrell lo definió como "una expulsión de facto del espacio catalanista y de todo lo que significa Maragall" en el socialismo catalán.

En el curso de una visita a Sabadell, Montilla respondió ayer por la tarde a quienes hablan de pérdida de peso del catalanismo en su partido y destacó que con el nombramiento de Joan Clos como ministro el PSC tiene en el Gobierno a "un gran gestor" con "una sensibilidad catalanista, que trabajará para la España plural", informa Sílvia Marimón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0002, 02 de septiembre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50