Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Camps y Valcárcel incorporan la inmigración a su frente hídrico de oposición al Gobierno

Acusan a Rodríguez Zapatero de abandonar a la Comunidad Valenciana y Murcia

Los presidentes de Generalitat valenciana y de la Región de Murcia, Francisco Camps, y Ramón Luis Valcárcel, respectivamente, extendieron ayer el frente del agua contra el Gobierno socialista a la política en materia de inmigración. En su tradicional comida de fin de verano, que este año se celebró en Torrevieja, ambos mandatarios anunciaron que trasladarán su reivindicación sobre la escasez de recursos hídricos a la Exposición Universal de Zaragoza. Camps y Valcárcel exigieron una reunión con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para abordar la llegada de inmigrantes.

El tradicional almuerzo de apertura del curso político que Camps y Valcárcel mantienen con cargos públicos (alcaldes y conejales) de las poblaciones limítrofes de las dos regiones (La Vega Baja y Campo de Cartagena), estuvo precedido por un acto institucional en el Ayuntamiento de la localidad murciana de San Pedro del Pinatar. Allí, los dos mandatarios firmaron un convenio para compartir un pabellón en el recinto de la Exposición Universal de Zaragoza de 2008. En la posterior rueda de prensa, Valcárcel y Camps extendieron a la llegada masiva de inmigrantes sus críticas al Gobierno central por, según ellos, la nula atención que presta a sus reivindicaciones.

Camps justificó así la iniciativa del pabellón conjunto en la Expo de Zaragoza: "Se trata de demostrarle a toda España que hay agua para todos. Iremos de la mano dos comunidades a explicar que Murcia y la Comunidad Valenciana somos los territorios europeos que de manera más eficaz gestionan el agua". El preside murciano añadió: "Ambas autonomías desde la lealtad reclamamos solidaridad, cuando se ha gestionado como nadie en España gestiona el agua, es muy razonable que podamos reclamar esa solidaridad".

Los mandatarios regionales afirmaron que en un mes aproximado se constituirá la comisión encargada de supervisar ese proyecto conjunto para la Exposición de Zaragoza, en la que estarán representadas las Consejerías de Agricultura y Agua de la Comunidad de Murcia y la de Infraestructuras y Transporte de la Generalitat.

En el convenio, los presidentes resaltan los esfuerzos realizados desde mediados de la década de los noventa por las dos administraciones para el aprovechamiento integral del agua, con medidas de ahorro, modernización de regadíos, reutilización, depuración y desalinización.

El titular del Consell y el del Gobierno de la Región de Murcia coincidieron en sus críticas a la política hidráulica del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, y la consideraron "nula" a la hora de aportar soluciones a la escasez, al tiempo que reclamaron como única alternativa válida la de los trasvases, incluido el ya derogado del Ebro.

En cuanto a los problemas derivados de la llegada de inmigrantes, Camps y Valcárcel pidieron al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que convoque a las seis comunidades autónomas con mayor número de inmigrantes acogidos a una "reunión de urgencia". Camps subrayó que "con que Zapatero hubiera convocado a los cinco o seis presidentes de las comunidades con mayor número de acogidos -Madrid, Cataluña, Andalucía, Murcia y Valencia- tendría noticias de primera mano sobre lo que pensamos y lo que hacemos".

Para Camps, "la inmigración es una gran tragedia que duele a todos", pero se lamentó de que "la izquierda siempre esté con filosofías y frases huecas, sin fundamento".

Mientras, Valcárcel volvió a proponer a Rodríguez Zapatero un pacto de Estado entre las comunidades autónomas para coordinar la llegada masiva de inmigrantes a las costas españolas, y criticó la "mala gestión" del Gobierno central, que "ha convertido en un problema lo que era un fenómeno positivo".

Por otro lado, secretario general del PSOE de Murcia, Pedro Saura, aseguró que, a tenor de la reunión mantenida entre los presidentes de Murcia y Valencia, Ramón Luis Valcárcel y Francisco Camps, respectivamente, que "ambos vienen a representar el más estrepitoso fracaso político en gestión de agua". Saura defendió que "no han conseguido nunca ni un metro cúbico de agua para sus respectivas comunidades, mientras que el Gobierno de Rodríguez Zapatero ya ha aportado decenas de hectómetros cúbicos, que serán centenas en pocos meses más, y una inversión de más de 1.000 millones de euros en sólo dos años", según informaron fuentes socialistas. En el mismo sentido se expresó el portavoz del Consell Territorial del PSPV-PSOE, Carlos González, quien tildó de "absolutamente estéril" la reunión entre Camps y Valcárcel. "El este encuentro, ha sido frustrante, ya que no ha dado respuesta a los asuntos que inquietan a los torrevejenses", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de agosto de 2006