Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zaplanistas y campistas se dan una tregua en Torrevieja

El almuerzo de fin de vacaciones de Camps y Valcárcel ayer en Torrevieja contó con invitados sorpresa. El titular del Consell y líder de los conservadores valencianos compartió mesa y mantel con los máximos exponentes del colectivo opositor en el seno interno de la formación, los afines al ex presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana.

La delegación zaplanista en el ágape campista estuvo encabezada por el presidente de la Diputación de Alicante, José Joaquín Ripoll, y junto a él la consejera de Cooperación, Gema Amor, y el consejero de Justicia, Miguel Peralta. Tampoco fue ajena a la convocatoria la líder del zaplanismo en el Ayuntamiento de Orihuela, la portavoz del grupo popular, Mónica Lorente, ni el consejero de Infraestructuras, José Ramón García Antón. Al margen de alcaldes y concejales afines, Camps estuvo arropado, entre otros, por el consejero de Agricultura, Juan Cotino. Y entre unos y otros, el ex ministro Federico Trillo, por su doble condición de cartagenero y diputado nacional del PP por Alicante.

Ripoll sigue sin opinar sobre las nuevas imputaciones a cargos campistas

La presencia de los líderes del zaplanismo en el almuerzo de Camps y sus correligionarios presagia un intento de tregua en la lucha interna entre ambos bandos ante los comicios de 2007.

Un dato que avala la menor intensidad de la pugna entre los dos bandos por el control de las listas con vistas a los comicios autonómicos y municipales es el mutismo de los portavoces el zaplanismo ante los nuevos episodios judiciales por supuesta corrupción que cercan a los cargos públicos del sector campista.

José Joaquín Ripoll, que no dudó en salir a la palestra para exigir explicaciones al alcalde de Orihuela, José Manuel Medina, tras la denuncia de la Fiscalía Anticorrupción, no ha dicho ni una palabra de la denuncia del ministerio público contra el alcalde de Alicante, Luis Díaz Alperi, su lugarteniente, la concejal de urbanismo, Sonia Castedo, y el edil de Seguridad, Luis Concepción, por el supuesto trato de favor al constructor Enrique Ortiz.

El presidente de la Diputación Alicante ha mantenido la misma línea en relación con la imputación de dos concejales del PP de Torrevieja en el caso de las supuestas torturas de la Policía Local a arrestados. Ni tan siquiera, la comparecencia en el juzgado de Medina la jornada del martes ha sido objeto de comentario por parte del valedor en Alicante del actual portavoz del Grupo Popular en el Congreso de los Diputados, Eduardo Zaplana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de agosto de 2006