La nueva ley de inmigración en Portugal crea visados temporales y facilita el reagrupamiento familiar

El Gobierno de Portugal aprobó ayer una nueva ley de inmigración que prevé la creación de visados temporales para los extranjeros que aspiran a un contrato de trabajo con el que conseguir su legalización definitiva. En una rueda de prensa ofrecida tras el Consejo de Ministros, el responsable de la cartera de Interior, Antonio Costa, aclaró, no obstante, que estos inmigrantes deben tener la cualificación necesaria para presentarse a alguno de los trabajos de una bolsa de empleo que será convocada anualmente.

El proyecto de ley establece además un nuevo régimen de visados para la inmigración temporal y la concesión de permisos de residencia a investigadores extranjeros. El ministro dijo que esta ley, que tendrá que ser aprobada por el Parlamento portugués, permitirá "regular los flujos migratorios a las necesidades actuales".

Costa explicó que los inmigrantes que consigan demostrar una relación laboral con una empresa tendrán la oportunidad de obtener un permiso de residencia sin necesidad de poseer un visado. El ministro aseguró que también podrán conseguir su autorización de residencia aquellos inmigrantes sin visado que sean "víctimas de explotación laboral y estén dispuestos a denunciar a sus patrones".

Plazos más cortos

Con la nueva ley se modificarán además las normas sobre reagrupamiento familiar y se acortarán los plazos de tiempo para que los inmigrantes reciban una respuesta oficial. Además de las parejas casadas, los inmigrantes que tengan en su país de origen una pareja de hecho también podrán reclamar el reagrupamiento familiar, así como aquellos cuyos hijos sean mayores de edad, dijo Costa.

El texto aprobado ayer permitirá regularizar a los padres sin visado cuyos hijos menores de edad hayan nacido en Portugal y estén cursando estudios hasta el ciclo superior. Según fuentes gubernamentales, la nueva ley de inmigración favorecerá a casi 60.000 brasileños que se encuentran en situación ilegal en Portugal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 10 de agosto de 2006.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50