Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PGOU de Málaga recalifica una zona verde en la que Aifos construirá 22 chalés

El suelo pertenece al presidente de la compañía, imputado en la Operación Malaya

El nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Málaga prevé la recalificación de una zona verde de 17.557 metros cuadrados en la falda del monte Gibralfaro que pertenece desde hace seis años al presidente de la promotora Aifos, Jesús Ruiz Casado, imputado de presunto delito de cohecho por el juez instructor de la Operación Malaya. El grupo inmobiliario, que patrocina importantes eventos que organiza el consistorio como el Festival de Cine Español o el Salón Inmobiliario del Mediterráneo, proyecta construir 22 viviendas unifamiliares en la parcela recalificada.

La monte Gibralfaro es un pulmón de la ciudad cuya falda no ha escapado a la voracidad inmobiliaria de los últimos años. La parcela en cuestión, en la que hay un viejo caserón en ruinas, se preservó en los dos planes generales anteriores por su valor ecológico, con una densa arboleda de pinos y eucaliptos, y por presentar además una fuerte pendiente.

En el PGOU de 1983 fue calificada de suelo no urbanizable, y en el actualmente vigente, de 1997, se consideró zona verde en sistema general de áreas libres, tipificación que permitía a sus propietarios recibir algún tipo de compensación.

En 1999, el presidente del grupo Aifos y su esposa, María Teresa Maldonado, compraron 11.000 metros cuadrados de la parcela al 50%, según consta en el Registro de la Propiedad.

Ahora, en la revisión del PGOU que fue aprobada inicialmente por el pleno municipal el pasado 26 de julio con los votos de la mayoría del PP y el rechazo de los dos grupos de la oposición (PSOE e IU), la parcela en cuestión pasa a ser catalogada como suelo urbano no consolidado.

Al amparo de esta recalificación, y según el documento del PGOU, se permitirá construir en la zona una promoción con 22 chalés, 15 de ellos en régimen de vivienda libre y siete como VPO; aunque la promotora podría pagar al Ayuntamiento una compensación para trasladar a otra zona este cupo de vivienda protegida ya que la densidad es inferior a 15 viviendas por hectárea.

El plan otorga a la parcela un techo edificable total de 2.201,65 metros cuadrados. Cada una de las 15 viviendas libres tendrá 220 metros cuadrados, y las protegidas, si finalmente se ejecutan, 94 metros cuadrados.

La falda del monte Gibralfaro se ha convertido en una de las zonas residenciales más estimadas por los malagueños. Según la consultora inmobiliaria Salvago, la franja del litoral este de Málaga es la que ofrece las viviendas más caras, con un precio que alcanza los 4.131 euros por metro cuadrado construido,1.001 euros más que la media del conjunto de la ciudad.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre (PP), ha asegurado no tener "ni idea" del asunto. "No conozco detalles tan concretos del plan general", dijo, y emplazó a EL PAÍS a preguntar al concejal de Urbanismo y al coordinador del PGOU cuando regresen de sus vacaciones.

El Ayuntamiento de Málaga tiene firmados al menos dos contratos con Aifos para el patrocinio en exclusiva del Salón Inmobiliario del Mediterráneo y el copatrocinio del Festival de Cine Español. Para este evento, uno de los hoteles del grupo inmobiliario, el Guadalpín de Marbella, tiene adjudicado el servicio de catering de las galas de apertura y de clausura hasta el año 2015.

El grupo municipal socialista ha pedido al equipo de gobierno aclaraciones sobre estos contratos con Aifos que incluyen una cláusula de confidencialidad que impide a las partes facilitar información sobre el mismo.

El presidente del grupo Aifos, Jesús Ruiz Casado, está imputado por el juez que instruye el caso de corrupción en el Ayuntamiento de Marbella de un presunto delito de cohecho, y desde el 29 de junio se encuentra en libertad bajo fianza de 500.000 euros tras permanecer nueve días en prisión. Otros tres directivos de la compañía se encuentran igualmente imputados en la causa y según la Fiscalía pagaron unos cuatro millones de euros en comisiones al ex gerente de Urbanismo de Marbella y presunto cerebro de la trama de corrupción, Juan Antonio Roca.

Ruiz Casado y su esposa están también imputados de un presunto delito de estafa por un juez de Málaga por vender pisos para los que ni siquiera tenían licencia de obras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de agosto de 2006