Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tropas etíopes entran en Somalia ante el avance de los islamistas

Un número indeterminado de tropas etíopes, en un centenar de vehículos armados, cruzó ayer la frontera con Somalia para apoyar al Gobierno provisional establecido en la ciudad de Baidoa, 245 kilómetros al noroeste de la capital, Mogadiscio.

El Gobierno provisional somalí, presidido por Yusuf Ahmed, estableció su sede en Baidoa tras la toma por parte de la milicia de la Unión de los Tribunales Islámicos de Mogadiscio el mes pasado, después de expulsar de la capital a los jefes de los clanes tribales, los señores de la guerra, apoyados por EE UU. La milicia islámica controla gran parte del sur del país. Ahmed recibe el apoyo de Etiopía, que no quiere que se establezca un Gobierno islámico radical en su país vecino.

El movimiento de tropas etíopes responde al avance de las milicias islamistas en los últimos días en dirección a la ciudad de Baidoa. Etiopía advirtió que defendería la sede del Gobierno de Ahmed en caso de ser atacada.

El jefe de la columna islamista que se dirigía a Baidoa, Muktar Robow, dijo que no se trataba de una ofensiva: "Sólo estaba trasladando a los milicianos que habían desertado". Pero Robow advirtió a los etíopes: "Si van a Baidoa les daremos una lección".

Desde Baidoa, el Gobierno provisional niega la presencia de las tropas del país vecino. El ministro de Información somalí, Salad Ali Jelle, dio ayer su versión de los hechos: "No hay tropas etíopes en Somalia, las milicias islamistas están buscando un pretexto para atacarnos en Baidoa". Somalia vive en el caos desde que en 1991 fue derrocado el dictador Siad Barre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de julio de 2006