Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis municipios y una entidad agraria reservan agua del trasvase al Vinalopó

La comisión de la sequía estudiará nuevas restricciones en agosto

El nuevo trasvase Júcar-Vinalopó, cuya obra se adjudicó la semana pasada, empieza a sumar clientes. Seis municipios y una sociedad agraria del Vinalopó han reservado ya una docena de hectómetros cúbicos del máximo de 80 que se transferirán a las comarcas alicantinas a partir de finales de 2008. Otras 10 entidades de regantes se reunieron ayer con la empresa estatal Aguas del Júcar para conocer los detalles del proyecto. Los agricultores pidieron análisis de la calidad del agua que recibirían como paso previo a un posible acuerdo.

Elche, Villena, Onil, Aspe, Elda y Petrer tienen previsto consumir para baldeos, riego de jardines y suministro industrial un total de 7,75 hectómetros cúbicos del nuevo trasvase, explicó el consejero delegado de Aguas del Júcar, SA (Ajusa), José María Marugán. A estas "reservas" se une el preacuerdo con la sociedad agraria Percamp, de Monòver, que comprará entre tres y cinco hectómetros. Otras cuatro organizaciones agrarias han acordado con Ajusa la recepción de recursos, pero no harán pública su decisión para evitar las supuestas "presiones y el chantaje" de la Generalitat y la Junta Central de Usuarios del Vinalopó, que se oponen a la nueva obra, denunció Marugán.

Con el objetivo de ganar usuarios, Ajusa se reunió ayer con regantes de Agost, Villena, Benejama, Monforte del Cid, Onil, Elda, Petrer, Aspe, Monòver y Hondón de las Nieves. Estas entidades necesitan en conjunto otra decena de hectómetros cúbicos de la futura conducción. Los agricultores pidieron a Ajusa análisis de la calidad del agua del Júcar que recibirían desde el Azud de la Marquesa y la documentación con la que se ha justificado el cambio del trasvase ante Bruselas. Los regantes tomarán una decisión en unos diez días. Marugán subrayó ante ellos que el agua del trasvase tendrá un coste menor que la que extraen de los pozos -19 céntimos el metro cúbico frente a 40- y tiene "garantía de regularidad".

Mientras, el PP arremetió de nuevo contra el Gobierno socialista, que a su juicio "sigue sin dar solución" a la sequía, según criticó el portavoz en las Cortes, Serafín Castellano. El dirigente popular rechazó los reproches de la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, que ayer dijo que las reservas de agua serían un 30% mayores si el anterior Gobierno hubiera impulsado la modernización de regadíos.

La ministra pidió una vez más un "uso responsable del agua". Una petición que también hicieron los regantes en la comisión de la sequía de la Confederación Hidrográfica del Júcar. Ante la posibilidad de que las restricciones de hasta el 65% en el riego aumenten a finales de agosto ante la ausencia de lluvias, los agricultores solicitaron a las zonas urbanas, básicamente Valencia y Sagunto, un esfuerzo de ahorro. Por su parte, AVA reclamó al Ejecutivo "medidas urgentes" contra la sequía, como la exención de impuestos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de julio de 2006