Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El proceso para el fin del terrorismo

Acebes rechaza de plano la mesa de partidos que ofrece el PSE

Madrid / Bilbao

El PP subrayó ayer que no participará en ninguna mesa de partidos extraparlamentaria que pueda ponerse en marcha dentro del denominado proceso de paz en el País Vasco. El secretario general de los populares, Ángel Acebes, aseguró que la propuesta del PSE para crear una mesa de diálogo al margen del Parlamento vasco "se basa en la metodología de las dos mesas exigida por ETA-Batasuna en Anoeta".

Esa propuesta del PSE fue adelantada ayer por este diario. Tiene como primera condición que Batasuna cumpla la Ley de Partidos y se legalice. A ella se añade que cese cualquier tipo de coacción o de violencia, y que los participantes apuesten sólo por métodos pacíficos para sus reivindicaciones políticas. Implícitamente, la propuesta del PSE admite que esa mesa de diálogo será simultánea a la que mantenga el Gobierno con ETA. Eso sí, no se decidirán acuerdos políticos en su seno mientras ETA no anuncie su final.

Acebes fue preguntado por esta información. Replicó que el PSE ya adelantó que ésa sería su posición en el "documento conocido como de normalización y pacificación". Acebes mantuvo que "el PSOE ha aceptado y asumido la metodología ilegal e inmoral anunciada por ETA-Batasuna" en su mitin del 14 de noviembre de 2004 en el velódromo de Anoeta de San Sebastián. En una mesa se sentaría el Gobierno con ETA y en la otra los partidos políticos vascos.

"Responsabilidad y seriedad"

El número dos del PP recordó que el líder de su partido, Mariano Rajoy, ya anunció que "no se sentirá vinculado con ningún acuerdo que alcance el Gobierno con ETA fruto de una negociación política con la banda terrorista". Según Acebes, "alcanzar esos acuerdos es pagar un precio a ETA por haber estado 30 años asesinando y matando". Estos hipotéticos pactos, afirmó, carecen de legitimidad mientras ETA no se disuelva y pida perdón a las víctimas. Mientras esto no ocurra, agregó, tales acuerdos no deberían "vincular al Estado de derecho ni a las instituciones".

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, reaccionó ayer con desagrado ante la información publicada por este diario y reclamó a los partidos que actúen con "responsabilidad y seriedad". El lehendakari censuró, en un comunicado, "las filtraciones que de manera recurrente" se están produciendo sobre la constitución de una mesa de partidos.

Considera Ibarretxe que todos los detalles referidos a la constitución y funcionamiento de la futura mesa política "forman parte del diálogo leal y discreto" que están llevando a cabo las distintas formaciones, por lo que ve contraproducente que se aireen en estos momentos. "Si queremos hacer las cosas bien, con eficacia y seriedad, no debemos debatir de estas cuestiones en los periódicos", indica el lehendakari.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de julio de 2006