Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El proceso para el fin del terrorismo

El PSE sopesa romper con el PP en los municipios vascos donde gobiernan juntos

La "ruptura genérica de relaciones políticas" con los populares ya fue tratada en una ejecutiva

El PSE sopesa desde hace semanas la conveniencia de romper con el PP en aquellos municipios donde firmaron acuerdos de gobierno tras las elecciones municipales de 2003, según indicaron a este periódico fuentes de la Ejecutiva socialista. La decisión no ha sido adoptada aún por la dirección, pero el líder del PSE, Patxi López, ha hablado ya de esta posibilidad con alguno de los regidores implicados. La "ruptura de relaciones" ya fue tratada en una Ejecutiva el pasado junio. La decisión sería más de calado político que real, ya que el número de municipios en los que comparten gobierno es mínimo. Pero serviría para romper con una formación que ha llevado a los tribunales a su antiguo compañero de viaje en las autonómicas de 2001.

El líder de los socialistas vascos, Patxi López, lleva semanas considerando que existe desde el PP vasco una "campaña antisocialista" de "insultos, despropósitos y descalificaciones" que busca básicamente el "desgaste y la deslegitimación" del Ejecutivo que preside José Luis Rodríguez Zapatero.

La decisión del PP vasco, que encabeza María San Gil, de realizar un vídeo, de un minuto y cincuenta y cuatro segundos, en el que la serpiente del anagrama de ETA aparece unida a la rosa del emblema socialista es para López un botón de muestra más de la "indecencia" política de los populares vascos. "Nos han acusado de traidores, de vendernos a los terroristas, nos han llevado a los tribunales, nos han comparado con Franco y Hitler. Y ahora cuelgan de su página web un vídeo en el que, entre otras lindezas, inaguantables, funden nuestro símbolo de la rosa con la serpiente de ETA. Es indecente", subrayó indignado el pasado sábado López en la conmemoración en Bilbao de los 120 años de la primera agrupación socialista.

Pero el enfrentamiento sobre el vídeo es sólo una muestra más de la pésima relación que atraviesan ambas formaciones. La Ejecutiva de los socialistas vascos ya decidió responder hace más de un mes a las críticas del secretario general de los populares, Ángel Acebes, y del portavoz del PP en Euskadi, Leopoldo Barreda, después de confirmar el PSE que iba a conversar con una delegación de la ilegalizada Batasuna. En la reunión de la Ejecutiva, un dirigente socialista vasco ya planteó la necesidad de romper relaciones con el PP. Tuvo algunos apoyos aislados y el debate no pasó de ahí. "Cuando el PP ni existía con esas siglas nosotros llevábamos muchos años enterrando a nuestra gente asesinada por ETA. Y ahora sus dirigentes están meando encima de esas tumbas de manera indecente. Y la gente no entiende que aún sigamos gobernando con ellos en determinados ayuntamientos", aseguraban ayer desde la dirección socialista vasca quienes se han decantado por esa ruptura desde hace semanas.

Ya, fuera de la Ejecutiva donde se trato el tema de la ruptura con los populares vascos, López sopesó la posibilidad de dar una respuesta contundente para escenificar la sima que no ha hecho más que agrandarse desde la reunión PSE-Batasuna. Y la vía de los acuerdos de gobierno que aún mantienen populares y socialistas en determinados ayuntamientos de la Margen Izquierda -Barakaldo- o en Guipúzcoa -Irún y Andoain- y Álava -Labastida e Iruña de Oca-, además de la buena relación que mantienen en otros consistorios como Lasarte-Oria, en Guipúzcoa, o los apoyos presupuestarios en Santurtzi, Portugalete, y en algún otro municipio alavés, podía ser una buena fórmula para escenificar esa "ruptura de relaciones".

El sábado pasado, Patxi López habló por primera vez en un acto público abiertamente de "romper relaciones" con el PP, además de amenazar con llevar a los tribunales al PP por el vídeo. Pero, precisamente una de las críticas que los socialistas le han hecho al PP vasco es que haya decidido denunciar ante los tribunales a los dos dirigentes que se reunieron el pasado 6 de julio, el propio Patxi López y Rodolfo Ares. Y, finalmente, han decidido no caer en el mismo "error" y han aparcado esa decisión, aunque genéricamente se asegura desde el PSE que se reservan todas las iniciativas para responder a ese nuevo episodio de lo que denominan "campaña antisocialista" del PP.

Ésta era una de las cuestiones, como el profundo deterioro de relaciones entre PSE y PP que tenía que haberse discutido en la reunión de la Comisión Ejecutiva de los socialistas vascos, prevista para ayer, pero que finalmente fue suspendida porque sus principales dirigentes estaban ausentes, según explicaron fuentes socialistas. Una decisión de calado como esa -que ha tenido aceptación por parte de alguno de los regidores concernidos, aunque sin ocultar la importancia del último año de mandato a la hora de proyectar la gestión municipal- necesita de un debate en profundidad en la Ejecutiva. Algo que aún no ha ocurrido. Lo que está claro es que el PSE no está de vacaciones. Hoy López se reunirá con el líder de Aralar, Patxi Zabaleta, la escisión de Batasuna; mañana, con CC OO; el viernes, con EA y el próximo 26 cerrará la ronda con el PNV.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de julio de 2006