Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis municipios del sur plantean una red mundial de ciudades 'antigueto'

El Instituto de Cultura del Sur presenta el proyecto a la Unesco

El Instituto de Cultura del Sur -entidad promovida por los ayuntamientos de Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Móstoles y Parla y por la asociación cultural Club Enlace- tiene previsto pedir hoy a la Unesco (la agencia de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) la creación de una denominada Red Mundial de Ciudades No Gueto. Sus objetivos serán acabar con la xenofobia y la exclusión social.

Coches quemados en París, gritos racistas contra futbolistas lanzados desde las gradas de los estadios españoles, guetos al descubierto tras el paso del huracán Katrina en la ciudad estadounidense de Nueva Orleans. Imágenes que demuestran que las principales ciudades del mundo han fracasado en su intento por integrar distintas culturas y nacionalidades.

"Los municipios del sur de Madrid son un ejemplo de la convivencia intercultural", explicó ayer el socialista José Luis Pérez Ráez, alcalde de Leganés y presidente del Instituto de Cultura del Sur. Madrid sur es sinónimo de juventud e inmigración: Fuenlabrada y Parla tienen la media de edad más baja de toda la región, se trata de la generación de los hijos de inmigrantes nacionales que se instalaron en la zona en los setenta y que hoy cuenta entre 50 y 60 años.

"Si ha sido posible en nuestras localidades, ¿por qué no lo iba a ser en otras partes del mundo?". Ésta es la pregunta que el Instituto de Cultura del Sur formulará hoy a la UNESCO en París, donde está su sede.

La propuesta, pionera en el mundo, es la continuación de un proyecto común que nació con la creación del Instituto de Cultura del Sur hace cuatro años y que vio la luz con la lectura de la Declaración Europea de Ciudades No Gueto en noviembre de 2005. "Desde el sur decimos no a las políticas de segregación que sólo han ayudado a la creación de tribus aisladas y urbanas", reza el manifiesto.

"Ha llegado el momento de plantear a la comunidad internacional que se comprometa a luchar contra la violencia y la intolerancia", asegura Pérez Ráez.

Los responsables del proyecto reclaman que el futuro de las ciudades del siglo XXI se base en una palabra: el mestizaje. Para conseguirlo, el Instituto propone la creación de redes de cercanía entre bibliotecas, cibercafés, fábricas, canciones, fanzines y otras redes que potencien el intercambio cultural entre la sociedad. Y para ello exigen el compromiso unánime de la sociedad: "Llamamos a los intelectuales, comprometidos y, también, a los ausentes del compromiso cotidiano, a los firmantes oficiales de los manifiestos y a los que nunca suscriben nada, a los trabajadores, a los estudiantes, a las amas de casa, a los jóvenes y jubilados, y, sobre todo a la ciudadanía anónima", proclama la declaración europea de ciudades antigueto.

Los responsables del manifiesto señalan que la red mundial de ciudades antigueto permitirá evitar repeticiones de la revuelta urbana vivida en Francia en noviembre de 2005 y corregir el fracaso de las políticas de arreglo multicultural en Inglaterra y Alemania.

Desde el Instituto de Cultura del Sur se pide una educación basada en la tolerancia y la integración social económica y cultural. Una de las señas de identidad de este proyecto debe buscarse en el propio sur. Como explican los responsables de las ciudades antigueto, esta parte de Madrid integra a las comunidades que han venido a la zona en los últimos años: marroquíes, ecuatorianos, europeos del este, colombianos... Una experiencia que quiere exportar al resto del mundo. "Evitemos que vuelva la ira [...], y quizá el próximo estribillo de una letra de rap no hable de barricadas, sino de esperanza", termina diciendo la declaración, que será entregada en la Unesco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de julio de 2006