El proceso de diálogo para el fin del terrorismo

El PSE condiciona el diálogo político con Batasuna a que sea un partido legal

Las dos formaciones oficializan sus relaciones con un encuentro en un clima de "sinceridad"

El PSE y Batasuna celebraron ayer su primera reunión oficial en la que intercambiaron sus incipientes mensajes en un clima de "sinceridad", tal y como coincidieron en calificarla ambos portavoces. El PSE recordó a Batasuna que, para ser interlocutor político, deberá respetar las reglas del juego y "dar los pasos que le conduzcan a su legalización", ya que la Ley de Partidos no va a desaparecer. Batasuna eludió pronunciarse sobre este asunto ni dar plazos. Y su líder, Arnaldo Otegi, remarcó que se debe alcanzar un acuerdo "global para toda Euskal Herria" que respete la pluralidad política vasca.

Más información

La delegación del PSE la componían el secretario general, Patxi López, y el miembro de la ejecutiva nacional, Rodolfo Ares, mientras que la de Batasuna incluía al portavoz Arnaldo Otegi, la joven Olatz Dañobeitia y el veterano responsable de organización, Rufino Etxeberria. Al término de la misma -duró 45 minutos y se ocupó en analizar la situación con enfoques "bien diferenciados", según admitió uno de los participantes, y a contrastar los mensajes que iban a transmitir al exterior-, los cinco posaron sentados ante los numerosos medios de comunicación para testimoniar esta escena.

Un encuentro que según Batasuna constituía una fotografía "histórica" de un gran "calado político", mientras que para el PSE registraba el momento en el que "la política destierra a la violencia".

La posterior comparecencia oficial de los portavoces fue milimetrada a tenor del cuarto de hora que ocupó a cada uno. Otegi en primer lugar, se mostró exultante y no ahorró adjetivos para calificar el momento como "gran oportunidad histórica y real" que atribuyó a la "valentía" de algunos socialistas vascos que supieron anteponer los intereses de la paz a los de su partido al abrir, hace cinco años, canales de comunicación con Batasuna, en clara alusión al presidente del PSE, Jesús Egiguren.

Al contrario que en sus últimas intervenciones, en que ha atribuido a la lucha de su militancia el mérito del diálogo abierto, Otegi hizo un discurso incluyente en un tono lejos del protagonismo habitual que exhibe Batasuna. Se esforzó por integrar al resto de los partidos destacando la necesidad de buscar un acuerdo que "respete la pluralidad, las diferentes tradiciones políticas del país y cuente con todos". Un acuerdo, en definitiva, que se entienda que "no es la victoria ni la derrota de nadie".

López dijo que este gesto "extraordinario" de reunirse con Batasuna -reconoció incluso que no estaba exento de polémica y que además será llevado a los tribunales por varias asociaciones- lo hacían para impulsar el camino de la paz. Y advirtió de que, para que pueda repetirse y constituirse la mesa de partidos, la izquierda abertzale deberá legalizarse. "Un diálogo político que tiene que tener como objetivo ampliar los consensos con los que definir el marco de convivencia que permita construir una Euskadi entre todos", precisó. Otegi, que espera reunirse próximamente con los socialistas navarros y vascofranceses, dijo que ambos compartieron que hay que "poner en marcha un proceso de diálogo multilateral, democrático y de negociación política".

En el exterior del hotel donostiarra donde se celebró la reunión, se concentraron unos pocos miembros de la Plataforma España y Libertad. Acudió también la madre del militante socialista y fundador de Basta Ya, Joseba Pagazaurtundua, asesinado por ETA en 2003, Pilar Ruiz, que acusó a López y al presidente José Luis Rodríguez Zapatero de traidores y sinvergüenzas. "Se lo tengo dicho a Patxi, a Zapatero y a todos: con mi hijo no se juega y no me callaré", dijo muy nerviosa.

Los socialistas Patxi López y Rodolfo Ares frente a los representantes de Batasuna Olatz Dañobeitia, Arnaldo Otegi y Rufino Etxeberria.
Los socialistas Patxi López y Rodolfo Ares frente a los representantes de Batasuna Olatz Dañobeitia, Arnaldo Otegi y Rufino Etxeberria.JESÚS URIARTE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción