El Festival de Sitges agasaja a David Lynch al cumplirse 20 años de 'Terciopelo azul'

En 1986, un jurado integrado por Jaime Camino, Juan Cueto, Robert Balser, Roy Word Baker y Manuel de Sica consideró Terciopelo azul (Blue velvet), de David Lynch, la mejor de las películas proyectadas aquel año en el Festival de Sitges. El director recogió el premio, en una deslumbrante edición que contó además con la presencia de Anthony Perkins y Christopher Lee. Pues bien, 20 años después, el Festival de Sitges ha decidido homenajear al director de El hombre elefante y Corazón salvaje con un repaso a su universo a través de una exposición y con la première en España de su último trabajo, Inland empire, protagonizado por Laura Dern y Jeremy Irons. Y, aunque Ángel Sala, director del festival, no se compromete todavía a asegurar que Lynch acudirá al mismo, sí confirma su disposición a hacerlo.

Sala habló ayer de este homenaje a Lynch durante la presentación del primer avance de programación del festival, que abrirá su 39ª edición (del 6 al 15 de octubre) con el estreno de El laberinto del fauno, filme dirigido por el mexicano Guillermo del Toro, con Sergi López, Ariadna Gil y Maribel Verdú en el reparto. De Guillermo del Toro, un asiduo del festival, se ofrecerá además una amplia retrospectiva de su filmografía.

Respecto a la sección oficial, Fantàstic, Sala mencionó que este año el programa sigue varias líneas de contenido: cine europeo, con la proyección de los títulos The science of sleep, de Michael Gondry; 13 (Tzameti), de Gela Babluani, y Taxidermia, de György Pálfi; cine oriental con los filmes The host, de Bon Joon-hogong, y Time, de Kim Ki-Duk; animación (Princess, de Anders Morgentahler, y Renaissance, de Christian Volckman), y cine español: Los abandonados, de Nacho Cerdá; La hora fría, de Elio Quiroga, y la coproducción The ungodly, con participación del productor catalán Jordi Rediu. En esta edición del festival, también competirán en el apartado de concurso producciones no realizadas para el cine, sino pensadas para ser exhibidas en televisión, ordenador, consola, móviles, etcétera. Es el caso de dos títulos de la colección Masters of horror: Homecoming, de Joe Dante, y Cigarette burns, de John Carpenter. Fuera de competición, en Première, el espectador podrá ver, entre otros filmes, Wicker man, de Neil LaBute; A scanner darkly, de Richard Linklater, y la película española La caja Kovak, de Daniel Monzón.

El Festival de Sitges reconocerá, con la Màquina del Temps, la trayectoria de Alejandro Jodorowsky y de Kiyoshi Kurosawa, director del que se presentará un ciclo que incluirá el estreno de Retribution, y será protagonista de "una divertida sinergia", en palabras de Ángel Sala, al coincidir la proyección de Kairo con la de su remake norteamericana Pulse, dirigida por Jim Sonzero, dentro de la sección Première.

El certamen honrará la memoria de dos profesionales vinculados al cine recientemente fallecidos, el director Joaquín Jordá y Toni Galindo, diseñador de Art&Maña -empresa que firma el cartel- e incondicional del Festival de Sitges.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 06 de julio de 2006.