Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Acerca de la historia

Hace días finalizó uno de los pocos programas que justifican los impuestos con que sostenemos TVE. Se trata de El laberinto español. Ahora que tanto se habla de legislar la "memoria histórica", un programa relegado a un horario imposible del fin de semana hacía mucho más por la recuperación del conocimiento de nuestro pasado, por las diferentes formas de acercarnos a él y de entenderlo, por la discusión argumentada, más allá de las consignas emitidas en 59 segundos, tan simplificadoras, que poco añaden al debate razonado y sí que fomentan en cambio el sectarismo vocinglero. Yo comprendo que escuchar resta el precioso tiempo de que disponemos para reafirmarnos en nuestras ideas previas -como el pretendido olvido de la revisión historiográfica de la Segunda República, la Guerra Civil y el franquismo al que aludía Santos Juliá este domingo pasado en su periódico-.

Sin embargo, tanto los documentales como los debates de historiadores armados de un bagaje intelectual y académico importante son los instrumentos idóneos para comprender nuestro pasado. Probablemente nadie hará caso de esta carta y el deseo que expreso en ella, pero tal vez sea posible repetir dicha serie en La 2 a esas horas de la tarde en que La Primera y las privadas se concitan para que cada día nos entontezcamos un poco más y algunos nos preguntemos por qué para ver un programa decente hemos de restar horas al sueño cuando pagamos como todos; por qué no puedo decir a mis alumnos que utilicen esos documentales y debates como una base de reflexión acerca de la historia de su país.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de julio de 2006