Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Accidente esperado

Me ha llamado la atención que no ha habido una sola persona que coja la línea de metro que no se esperara lo ocurrido.

¿Cómo es que no lo sabían los máximos responsables? Ah, claro, ya caigo. Esto es España. La culpa es del conductor.

Dos días de morbo con los familiares en la tele. Luego fútbol, toros y un poco del Papa también. Se bate todo y ya se olvida... ya se pueden seguir repartiendo nuestros impuestos tan acertadamente como lo hacen... y sin ningún remordimiento, señores, porque aquí, en España, nadie dimite ni tiene responsabilidad de no ver lo que ven miles... bueno si acaso el conductor del metro, porque lo digo desde ya, sin comisión de expertos y ni acercarme al sitio, la culpa es del conductor y los medios me darán la razón.

Mis condolencias a las familias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de julio de 2006