Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un eurodiputado polaco alaba al dictador por defender a los católicos

El diputado polaco Maciej Marian Giertych (1936) abrió ayer la caja de los truenos en el Parlamento Europeo con sus elogios al general Francisco Franco. "La izquierda española se comportaba como los bolcheviques en Rusia, atacando a la Iglesia: 7.000 sacerdotes asesinados, iglesias quemadas, imágenes destruidas. Hubo por tanto una reacción de las fuerzas de la tradición". "Fue un intento de extender el comunismo a un país y la situación de Salazar y de Franco garantizaron el mantenimiento de los valores tradicionales", insistió. Además distinguió el franquismo del nazismo y el fascismo italiano porque estos últimos "eran ateos".

Giertych pertenece a la Liga de las Familias, un partido que forma parte de la coalición que actualmente gobierna Polonia. Su hijo Roman es vicepresidente del Gobierno polaco y ministro de Educación. Las palabras del eurodiputado causaron consternación entre los diputados polacos de otras formaciones, que emitieron un comunicado desmarcándose de sus elogios del franquismo. El padre del eurodiputado, Jedrzej, perteneció a una organización NRC (Nation Radical Camp) profundamente nacionalista, anticomunista, antisemita y que tuvo un papel relevante durante los años treinta en aplicar los numerus clausus para los judíos en la Universidad. La familia Giertych forma parte de la élite de la derecha más radical en Polonia. El eurodiputado se ha caracterizado por una actitud hostil hacia el movimiento gay y es enemigo acérrimo de toda manifestación de libertad en la educación sexual.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de julio de 2006