Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Alemania 2006 | El 'terremoto' del 'calcio' sacude el fútbol internacional

El fiscal pide que 'Juve' y Milan desciendan

La acusación sostiene que los sorteos arbitrales estaban siempre amañados y también quiere que bajen Lazio y Fiorentina

El Juventus, a la C1 o la C2, las categorías más bajas dentro del fútbol profesional italiano, y una penalización de seis puntos en el arranque del próximo campeonato, además de la retirada de los títulos ligueros de 2005 (para el Inter) y 2006 (vacante). El Milan, a la B1, equivalente a la Segunda División española, con tres puntos de penalización. Lazio y Fiorentina, también a la B1, con una penalización de 15 puntos que equivale casi a un ulterior descenso a la C1. Estas fueron las durísimas peticiones de condena formuladas ayer por el fiscal federal Stefano Palazzi ante el tribunal deportivo que juzga por fraude y manipulación de la competición a cuatro de las principales sociedades futbolísticas de Italia.

No eran todavía condenas, sólo peticiones del acusador. El alcalde de Turín, el progresista Sergio Chiamparino, se apresuró a decirlo para evitar furores prematuros. Las llamadas a la calma formuladas por las autoridades fueron desoídas por el propietario del Milan y ex presidente del Gobierno, Silvio Berlusconi, quien emitió un comunicado de tono sulfúrico: "Estoy estupefacto e indignado, el Milan nunca ha disfrutado de favores arbitrales, más bien al contrario, ha sido víctima de los favores arbitrales concedidos a otros clubes", tronó Berlusconi. "Me resulta difícil no ver en esta absurda y desproporcionada petición de condena un móvil y una voluntad política absolutamente inaceptables en el ámbito del deporte", añadió.

Forza Italia, el partido berlusconiano, se quejó a su vez de que el fiscal hubiera "devastado el ambiente en la selección nacional", pocas horas antes de que se disputara la semifinal del Mundial que enfrentó, anoche en Dortmund, a las selecciones de Italia y Alemania.

El fiscal Stefano Palazzi afirmó, en las dependencias del Estadio Olímpico de Roma en las que se desarrolla el proceso, que las sociedades implicadas en el mayor escándalo de la historia del deporte habían conseguido un sistemático trato de favor por parte de los árbitros. Según Palazzi, los sorteos arbitrales estaban siempre amañados, las conversaciones telefónicas grabadas por la policía "no contenían bromas ni fanfarronadas, sino conspiraciones gravísimas", y la manipulación de los partidos por la vía arbitral "se complementaba con campañas de propaganda destinadas a encubrir ante la opinión pública los favores de que disfrutaban algunas sociedades".

Además de los descensos de categoría para las sociedades acusadas, el fiscal pidió cinco años de inhabilitación y una multa de 5.000 euros por cada uno de los delitos cometidos para Luciano Moggi y Antonio Giraudo (directivos del Juventus), Franco Lotito (presidente del Lazio), Andrea y Diego della Valle (propietarios del Fiorentina), Sandro Mencucci (gerente del Fiorentina), Franco Carraro (ex presidente de la Federación), Innocenzo Mazzini (ex vicepresidente de la Federación) y Leonardo Meani (responsable de gestión arbitral del Milan). Para Adriano Galliani, vicepresidente ejecutivo del Milan, se pidió una inhabilitación de dos años. Palazzi pidió condenas idénticas, de cinco años y 5.000 euros de multa, para Paolo Bergamo y Pierluigi Pairetto (designadores arbitrales), Tullio Lanese (ex presidente de la asociación de árbitros) y para los árbitros De Santis, Bertini, Messina, Rocchi, Tagliavento, Dondarini y Rodomonti; y un año de inhabilitación para el árbitro Paparesta (por no denunciar una agresión de Luciano Moggi), para Pietro Ingargiola (presidente de la Comisión Arbitral) y para los jueces de línea Babini y Puglisi.

El abogado del Lazio, Gianmichele Gentile, se mostró pesimista: "Este es un juicio sumarísimo y las condenas están ya escritas", dijo. Las acciones del Juventus cayeron más del 5% en cuanto se conoció la requisitoria del fiscal y su cotización tuvo que ser suspendida durante una hora, al igual que las acciones del Roma, que no figuraba entre las sociedades acusadas.

Hoy hablarán los abogados defensores, que mantienen en la recámara la posibilidad de recurrir ante la justicia ordinaria. El tribunal deportivo tendrá que dictar sentencias la semana próxima para que sea posible apelar ante el Comité Federal, que, en principio, está obligado por la UEFA a emitir sentencias definitivas antes del 20 de julio, cuando se sortean las primeras eliminatorias de las competiciones europeas.

PETICIONES DE CONDENA

-El Juventus comenzaría el próximo curso en 3ª con seis puntos menos

-El Milan arrancaría en 2ª con tres puntos menos, y Lazio y Fiorentina, con 15

-Suspensión de cinco años para Moggi y Galliani

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de julio de 2006

Más información