Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguirre se deshace de San Román en Las Ventas

Fidel San Román, uno de los constructores detenidos por su presunta implicación en la trama de corrupción de Marbella, dejará en breve de controlar la plaza de Las Ventas de Madrid. San Román, actualmente en prisión, gestionaba el coso, a través de la empresa Taurovent, desde diciembre de 2004 tras ganar un concurso convocado por la Comunidad de Madrid, del PP. San Román y su socio Ramón Calderón, presidente desde ayer del Real Madrid, controlaban el 51% de las acciones. El otro 49% estaba en manos de empresario taurino José Antonio Martínez Uranga.

La complicada situación judicial de San Román llevó ayer al presidente del Consejo de Asuntos Taurinos de la Comunidad y vicepresidente primero del Gobierno de Esperanza Aguirre, Ignacio González, a reunirse de urgencia con Martínez Uranga en un restaurante de la calle de Ferraz. Este último, y tras las presiones del Gobierno regional, accedió a comprar las acciones de San Román, con lo que Martínez Uranga se convierte así en el máximo accionista de Taurovent. Ramón Calderón, que posee el 4% de las acciones de la empresa, todavía no ha tomado una decisión sobre qué hará.

Antes del 15 de julio

La posible ampliación un año más de la explotación de la plaza de Las Ventas (propiedad de la Comunidad de Madrid) tiene que ser tomada antes del 15 de julio. La Comunidad, tras la detención de San Román, se hallaba con el problema de renovar el contrato a un empresario presuntamente implicado en la trama de Marbella. Por eso, el cambio de accionariado de Taurovent le da al Gobierno de Aguirre una bombona de oxígeno, pues rompe sus conexiones con la trama marbellí, le permite ampliar la concesión de la plaza a un año de las elecciones o, incluso, podría romper el contrato alegando que la concesionaria ha cambiado sus accionistas.

La última concesión de la plaza a Taurovent fue gestionada directamente por Ignacio González, mano derecha de Aguirre. Madrid Capital del Toreo, SL, la empresa que estaba considerada la gran favorita, se quedó fuera por un solo punto. Presentó un recurso, pero fue desestimado. Sus accionistas son Simón Domb Casas y Juan Miguel Villar-Mir, que era también uno de los candidatos a presidir el Real Madrid Club de Fútbol.

La plaza de toros madrileña, por primera vez en años, no tuvo en 2005 beneficios. Entre las razones está el canon fijo de casi seis millones de euros impuesto por el Gobierno regional a los concesionarios. Hasta el último concurso que ganó Taurovent, la Comunidad se quedaba con una parte de los beneficios, que variaban según la temporada taurina. Pero González quería un canon fijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de julio de 2006