Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MIRADOR

Enfermedades que resurgen

Los servicios de vigilancia epidemiológica han observado un repunte en varias enfermedades para las que existen vacunas o tratamientos y que se consideraban bajo control: sarampión, paperas, varicela. Se combinan en este resurgimiento dos factores: una cierta relajación en el cumplimiento de las recomendaciones de vacunación y la llegada a nuestro país de personas que no han sido vacunadas en sus lugares de origen y que al entrar aquí en contacto con el agente infeccioso, enferman. En ningún caso debe considerarse a los inmigrantes como la causa de este repunte, sino las víctimas, por lo que urgen medidas para garantizar la salud de estos trabajadores, sea cual sea su situación legal. A ello hay que añadir una franja de la población española que no se vacunó durante la infancia -la vacuna triple vírica no se generalizó hasta 1986- y que también puede infectarse y contribuir a propagar estas enfermedades.

Mención aparte merece el regreso de la sífilis y otras enfermedades de transmisión sexual, como la infección gonocócica. Como muchos de quienes las padecen lo ignoran, el retraso en el tratamiento origina más secuelas graves y un mayor riesgo de extensión comunitaria. Las carencias del sistema de recogida de información hacen sospechar la existencia de una bolsa oculta de patología sin tratar. Las estadísticas de Barcelona, como ejemplo, son un indicador alarmante de lo que puede estar sucediendo en otras ciudades. Las unidades especializadas en enfermedades venéreas, que a principios de los años noventa diagnosticaban 10 casos anuales, verifican ahora 50. Es urgente, pues, conocer qué ocurre y aplicar medidas que puedan actuar como diques de contención.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de julio de 2006