Ikea potencia Valls como su centro de distribución para el sur de Europa

La compañía quiere abrir tres nuevas tiendas en Cataluña hasta 2010

Ikea, compañía sueca de muebles, ampliará su centro de Valls (Alt Camp) hasta superar los 300.000 metros cuadrados para consolidarlo como su plataforma de distribución del sur de Europa. También ha pedido a la Generalitat el visto bueno para abrir una tienda en el Vallès Occidental en 2008 y otras dos en Girona y Tarragona en 2010. Los proyectos suponen una inversión de 200 millones y 1.800 nuevos empleos.

Más información

La compañía construirá una segunda nave en Valls de 131.588 metros cuadrados que dará trabajo a 300 personas y supondrá una inversión de 110 millones de euros. Con la nueva nave, que se inaugurará en la segunda mitad de 2007, el centro se convertirá en la gran plataforma de distribución de Ikea para el sur de Europa. Se trata, además, del segundo centro más grande de la compañía después del de Suecia y se ampliará en una tercera fase en 2010, según explicó ayer el director de Expansión de Ikea Ibérica, Jaime García-Alegre.

La multinacional debía escoger entre potenciar el centro de Valls o buscar otro emplazamiento en España para su segunda nave logística y llevaba tiempo reclamando la mejora de las infraestructuras de transporte en la zona con el fin de concentrar la inversión en Tarragona.

Cada nueva tienda que Ikea quiere abrir representa una inversión de 60 millones de euros. Estos nuevos establecimientos se sumarían a los que Ikea ya tiene en Badalona y L'Hospitalet de Llobregat y dependen de la aplicación del Plan Territorial Sectorial de Equipamientos Comerciales (PTSEC), tras la moratoria de apertura de grandes superficies. "Lo malo es que hemos cambiado tres veces de consejero de Comercio y hemos tenido que partir tres veces de cero para explicar nuestros planes", explicó ayer García-Alegre. El fallecido Pere Esteve fue el primero de los interlocutores de Ikea y fue sustituido por Josep Huguet hasta que ERC salió del Gobierno y Antoni Castells asumió la cartera de comercio.

Este último ha dado buenas esperanzas a la compañía sueca respecto a sus proyectos de futuro en Cataluña. "Castells ha manifestado que quiere las inversiones y nosotros no somos la empresa más problemática, sino algunas de alimentación", agregó García-Alegre.

En total, la multinacional abrirá 25 establecimientos en España hasta 2015 con una inversión de 1.000 millones de euros y tres de estas tiendas corresponderían a Cataluña. También prevé abrir centros comerciales en Jerez y Portugal. Ikea aterrizó en la península Ibérica hace 10 años con la apertura de su tienda de Badalona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0029, 29 de junio de 2006.

Lo más visto en...

Top 50