Un estudio del Hospital Clínico asocia los trastornos del sueño a un mayor riesgo de patologías neurodegenerativas

Las personas que sufren alteraciones en la fase más profunda del sueño, conocida como fase REM, tienen un riesgo de sufrir Parkinson u otras enfermedades neurodegenerativas notablemente superior al de la población general. Así se desprende de un estudio realizado en la Unidad Multidisciplinar del Sueño del Hospital Clínico de Barcelona, cuyos resultados publicará el próximo julio la revista especializada The Lancet Neurology. Las conclusiones de la investigación sugieren la necesidad de realizar un estrecho seguimiento a los pacientes con trastorno del sueño REM para administrar los fármacos paliativos "con la mayor antelación posible ante el primer síntoma de enfermedad neurodegenerativa". En el futuro, si se desarrollan fámacos neuroprotectores, también podrían ser administrados a estos pacientes para evitar o retrasar la aparición de patologías neurodegenerativas, explican los autores del trabajo, dirigidos por Álex Iranzo, neurólogo de la Unidad Multidisciplinar del Sueño del Hospital Clínico.

Los trastornos de la conducta en la fase REM del sueño afectan a menos del 1% de la población, mayoritariamente a hombres de más de 60 años. Iranzo explica que estos pacientes sufren pesadillas

angustiosas y las manifiestan chillando, llorando, dando patadas y puñetazos, e incluso cayéndose de la cama. "En la etapa más profunda del sueño el cuerpo está prácticamente paralizado. Estos pacientes, en cambio, presentan actividad muscular, con gesticulaciones vigorosas e incluso violentas", señaló ayer Iranzo.

Los especialistas de la Unidad del Sueño del Clínico siguieron desde el año 1991 al 2003 a un total de 44 pacientes a los que se había diagnosticado alteraciones de conducta en el sueño REM. Los investigadores observaron que el 45% de estos pacientes (20 en total) habían desarrollado, en un plazo medio de cinco años, Parkinson u otras enfermedades neurodegenerativas, como demencia con cuerpos de Lewy, atrofia multisistémica o deterioro cognitivo leve. Álex Iranzo destacó que el riesgo de sufrir este tipo de patologías neurodegenerativas se sitúa en apenas el 1% en la población general del mismo sexo y edad que la estudiada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 27 de junio de 2006.

Lo más visto en...

Top 50