Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moratinos abre la negociación de un acuerdo integral con Cabo Verde

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, dio anoche "el impulso definitivo" a la negociación con Cabo Verde de un acuerdo de lucha contra las mafias y abrió la negociación de otro integral sobre inmigración. El ministro se entrevistó con el presidente de la República, Pedro Pires; con el primer ministro, José María Pereira Neves, y con el ministro de Asuntos Exteriores, Víctor Manuel Barbosa Borges. Moratinos anunció luego que hoy se firmará el acuerdo contra las mafias y una declaración sobre las bases de la negociación sobre inmigración.

De las costas caboverdianas no zarpan cayucos por el momento. Las autoridades españolas están, no obstante, convencidas de que el pequeño país lusófono, con sólo 500.000 habitantes, dos millones de emigrantes -2.152 de éstos, en España, como residentes legales- y una renta per cápita de 1.900 dólares, que les coloca muy por encima del desarrollo de sus vecinos, es un punto clave para el tráfico ilegal de seres humanos.

Las 10 islas y los numerosos islotes que integran el archipiélago, escasamente vigilados por falta de medios, dan refugio y apoyo a los barcos nodriza que acercan a miles de subsaharianos hacia el norte para luego traspasarlos a los cayucos. Se sospecha también que pesqueros caboverdianos remolcan las embarcaciones de fortuna y que, en general, las mafias de la emigración ilegal tiene una presencia importante en Cabo Verde.

La mayoría de estos datos carecen de confirmación, y el primer objetivo es, por ello, lograr una presencia policial española sobre el terreno. Gracias al acuerdo contra las mafias, habrá un enlace de Interior en Cabo Verde a partir del 1 de julio. El Gobierno se propone, además, abrir una Embajada permanente en Praia este mismo año.

Cabo Verde ha admitido también servir de base a un avión italiano que vigilará sus aguas hacia Senegal y Mauritania, en el marco de la Operación Lifeguard

diseñada por la Guardia Civil y la Agencia Europea de Fronteras Exteriores (Frontex). El Gobierno español trabaja, además, para que Portugal envíe un buque a su ex colonia, con el mismo objetivo.

Moratinos presentó a las autoridades caboverdianas los elementos de un acuerdo integral para la gestión de flujos migratorios como el que se negocia con Senegal y Mauritania.

Estos acuerdos, denominados "de segunda generación", combinan medidas de cooperación policial, de ordenación de flujos legales y de cooperación al desarrollo.

Cabo Verde es ya uno de los países africanos prioritarios para la cooperación española, que, en dos años, ha duplicado su presupuesto en África, según afirmó ayer por la mañana el ministro en Tenerife, durante la inauguración del I Salón Internacional de la Cooperación. Luego, en Las Palmas, Moratinos asistió a la constitución de la Junta de la Casa de África, una institución de reflexión y debate similar a las que ya existen para América Latina, Asia, el mundo árabe o hebreo, y que está llamada a ser un elemento importante de la política africana del Gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de junio de 2006