Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los detenidos por ocupar un centro policial denuncian trato vejatorio

Los 57 arrestados, entre ellos dos abogados, pasan hoy ante el juez

Los 57 detenidos el pasado sábado en Barcelona en la ocupación de un centro policial de internamiento de extranjeros de la Zona Franca -en construcción y anexo a otras dependencias policiales- pasarán hoy a disposición judicial. Entre ellos hay dos abogados. Los letrados que ayer pudieron visitar a los detenidos en el cuartel de La Verneda denunciaron que la policía está tratando de forma vejatoria a algunos arrestados.

El Colegio de Abogados de Barcelona se interesó ayer por la situación de los dos letrados detenidos -Amanda Romero y un abogado apellidado Arvide- por lo anormal de la situación: "No se pronunciarán hasta tener más información pero, de momento, han decidido investigar si la actuación de la policía fue la correcta", explicaba ayer Jaume Asens, uno de los ocho abogados que están interviniendo en el caso.

El juez de guardia se presentó en la tarde del sábado en las dependencias de la policía al recibir dos hábeas corpus por el arresto de los abogados que estaban presentes en la ocupación del futuro centro de internamiento de extranjeros ejerciendo de observadores de la acción. "Nos dijeron que prestarían declaración y saldrían por la noche, pero no ha sido así y hoy [por ayer] esperábamos que salieran en libertad tanto los abogados como el resto a tenor de la importancia de los hechos. Sin embargo, nos han dicho que pasarán mañana a disposición judicial", añadía Asens.

Quien sí salió el sábado en libertad fue el cámara de televisión de Europa Press Iago López, tras declarar como imputado por daños y desórdenes públicos. La misma condición se le aplicó a un cámara de Televisión Española, José Luis Asensio, quien evitó el arresto por la mañana pero fue citado a declarar en la tarde del sábado en la Verneda, apuntaron fuentes de la defensa de los arrestados.

Los ocho abogados que asisten a los detenidos se reunieron ayer para intercambiar información de los arrestados. "Muchos de ellos están siendo tratados de forma vejatoria. Les hacen estar al sol en el patio y falta comida y agua", apuntó Asens.

Lo que más extraña a los letrados es que permanezcan detenidos, y también las imputaciones: "Se pueden discutir los daños, porque no causaron desperfectos más allá de manipular algunos sistemas, pero la acusación de desórdenes públicos no se aguanta ya que se trataba de un espacio cerrado, dentro de un cuartel de la policía", subrayaba Asens.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de junio de 2006