Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moratinos abordará la inmigración con Mauritania y Cabo Verde en su segunda gira africana

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, inicia hoy desde Canarias su segunda gira africana en Cabo Verde, uno de los vértices del triángulo formado con Senegal y Mauritania que en estos momentos define la zona más caliente para el tráfico irregular de inmigrantes hacia Canarias. Moratinos visitará también Nuakchott, la capital mauritana. No irá, en cambio, a Senegal. En en este país estuvo recientemente el secretario de Estado de Exteriores, Bernardino León.

Con Cabo Verde, el objetivo es establecer un diálogo "preventivo", dado que el país no es aún punto de partida de cayucos. Las autoridades españolas temen que pueda serlo si aumenta la presión sobre la costa continental africana, y además la ex colonia portuguesa sí es un centro importante de paso de los buques nodriza, que trasladan desde el sur a muchos de los sin papeles que luego concluirán el viaje en cayucos o pateras. Su valor como observatorio del tráfico es, pues, grande, y España quiere cerrar con Cabo Verde un acuerdo global sobre inmigración.

En el caso de Mauritania, ese tipo de compromiso, que abarca tanto la ayuda al desarrollo como un marco para la inmigración regularizada frente a la actuación de todo tipo de mafias, está ya negociado, pero no se ha firmado ni se prevé que se firme el martes, durante la visita del ministro. La conclusión del acuerdo no es urgente en este caso, porque la cooperación es ya muy positiva.

Otras cuatro patrulleras

España tiene dos patrulleras y un helicóptero de la Guardia Civil desplazados permanentemente en Mauritania, que recibirá, además, este verano, la donación de otras cuatro patrulleras para el control de los tráficos marítimos ilegales.

Mauritania es uno de los pocos países africanos con los que España tiene una cooperación tradicional, y el ministro podrá tratar también de pesca y del reforzamiento del diálogo institucional con un Gobierno que, cuando llegó al poder mediante un golpe de Estado el pasado agosto, desató suspicacias en Europa.

El martes, Moratinos estará igualmente en Gambia, donde se celebra la cumbre de la Unidad Africana, la organización de un continente en el que España intenta subsanar ahora una ausencia histórica. El ministro tratará de propagar esa idea en entrevistas bilaterales celebradas al margen de la cumbre. Ayer tenía concertadas dos, con sus homólogos de Guinea Bissau y Guinea Conakry, países fuertemente implicados en la emigración irregular hacia España.

El viaje de Moratinos prosigue la primera gira africana del ministro, que el pasado diciembre visitó Ghana, Angola, Mozambique, Nigeria, Níger y Malí. Hoy estará acompañado por el embajador Miguel Ángel Fernández Mazarambroz, coordinador del despliegue de diez diplomáticos en África acordado por el Gobierno hace pocas semanas. Mazarambroz se desplazó inicialmente a Dakar, pero regresó a Madrid, donde realiza fundamentalmente sus tareas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de junio de 2006