Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El futuro de Euskadi

Rajoy advierte de que negociar con ETA "es ir contra la ley"

El líder del PP pide al fiscal y a la policía que ayuden al Poder Judicial

El líder del PP, Mariano Rajoy, afirmó ayer que para "dar a ETA lo que pide o parte de lo que pide hay que negociar" y eso es "ir contra la ley", por lo que advirtió contra "quienes creen que el fin justifica los medios y que se puede acabar" con la banda terrorista "a cualquier precio". En un mitin ante 3.000 personas celebrado en el pabellón polideportivo Parque Sur de Albacete, en el que Rajoy presentó a María Dolores de Cospedal como candidata del PP a la presidencia de la Junta de Castilla-La Mancha, el presidente de los populares aseguró que el método para acabar con ETA es "aplicar la ley y exigir su disolución".

"Acabar con ETA durante muchos años es el gran objetivo nacional, es el deseo de todos los españoles, hemos trabajado mucho para ello y vamos a seguir haciéndolo mientras ETA exista", aseveró Rajoy, quien en ningún momento de su intervención nombró al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

El líder del PP explicó que "hay dos formas posibles de acabar con ETA: darle lo que pide o parte de lo que pide, o aplicar la ley y exigir su disolución". Señaló que "si se quiere darle lo que pide o parte de lo que pide, para eso hay que negociar, y ¿de qué se va a negociar? Pues de los presos, o de la legalización de Batasuna, o de las mesas de partidos, o de la autodeterminación o de Navarra". "Eso es ir contra la ley, y quien entiende que eso es así cree que el fin justifica los medios y que se puede acabar con ETA a cualquier precio después de que lleve más de 30 años matando", afirmó Rajoy.

"Tendremos dos ETA"

"Cuando se negocia con quien tiene la pistola como instrumento negociador ya has perdido, y además es ilegal, inmoral e ineficaz", reiteró el dirigente del primer partido de la oposición, quien advirtió de que si se legaliza a Batasuna, se estará legalizando a una parte de ETA, "y tendremos dos ETA, una legalizada y otra con las pistolas para garantizar que se le hace caso a la legalizada en una negociación".

En su opinión, hay otra forma de acabar con ETA: "La ley, la policía, la Guardia Civil, la Ley de Partidos y el Acuerdo por las Libertades y contra el Terrorismo, que es la fórmula que más debilitó a ETA en la historia de la lucha contra el terrorismo". "Yo apuesto por ésta", afirmó Rajoy, quien aseguró que de ETA "sólo esperamos una cosa, que cumplan las leyes, se disuelvan y a partir de ahí, si quieren, que se presenten a las elecciones, como cualquiera, pero cumpliendo la ley".

En esta línea, Rajoy lanzó un mensaje a la fiscalía: "El Estado de derecho tiene que funcionar. La ley no puede estar en tregua nunca. Es inaceptable que algunos crean que se puede poner en tregua". Por ello exigió al fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, y a los responsables policiales que ayuden al Poder Judicial, porque "es su obligación estimular el cumplimiento de la ley y no poner obstáculos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de junio de 2006