Reportaje:

De cada coche, 60 euros

Cie Automotive quiere ampliar su base accionarial para darle más liquidez a su cotización

La multinacional Cie Automotive, dedicada a la fabricación de componentes de coches, prepara una ampliación de 22,8 millones entre inversores institucionales para aumentar la liquidez y darle más atractivo a su cotización en Bolsa. El objetivo de la compañía es alcanzar una facturación de 30 euros por los componentes auxiliares que aporta a cada vehículo en las 37 plantas que posee repartidas por todo el mundo. Para completar el ciclo de la automoción Cie se ha introducido en la producción de biodiésel a gran escala.

Bionor tiene garantizada la materia prima para la elaboración de biodiésel en sus cinco plantas de España y dos en Italia

Bajo el capó o el asiento de cualquier automóvil hay varias piezas de Cie Automotive, una marca todavía exótica, con muy pocos años en el parqué (desde 2002) y una revalorización del 77%. Pero la corta historia de la enseña esconde una larga trayectoria de pequeñas industrias auxiliares guipuzcoanas y vizcaínas a punto de irse al garete y salvadas de la quema por un equipo profesional de gestión con apoyo financiero, que supo aglutinarlas y dirigirlas hacia la globalización, en la que está sumergida hoy la industria del automóvil para sobrevivir. En 2005 facturó más de 780 millones.

El cigüeñal de forja, el cárter de aceite o la caja de cambio de aluminio mecanizado, el soporte metálico del motor, las pantallas acústicas, la consola central o los tapacubos de plástico son algunas de las piezas que fabrica Cie Automotive en sus tres centros tecnológicos, 37 plantas y siete mil empleados repartidos por España, México, Brasil, Francia, Alemania, Chequia, Rumania, Portugal o China, donde tiene una presencia estratégica, porque los directivos no conocen todavía a nadie que gane dinero allí.

A finales de 2005 Cie suscribió un préstamo sindicado de 250 millones con 18 entidades financieras a siete años, con los tres de carencia, para refinanciar deuda y abordar nuevos crecimientos.

Ahora, sus directivos han dado un paso adelante al anunciar su intención de sacar al mercado institucional 22,8 millones de euros en acciones nuevas de las que 11,4 proceden del accionista de referencia INSSEC (Abel Matutes y otros) que posee el 72,7% de la compañía. "La finalidad es dotar de más liquidez a la acción, que se mueva, para hacerla más atractiva", sostiene el presidente de la compañía, Antón Pradera.

Pradera no puede precisar cuándo se realizará la operación, coordinada por BBVA y Nmás1. El mercado bursátil atraviesa un ciclo de altibajos, más bien bajos. Y los últimos estrenos no han resultado una referencia seductora de manera que lo van a meditar seriamente. El responsable de Cie Automotiv reconoce que no es fácil explicar el modelo de negocio a los inversores. Son proveedores de componentes que deben de conocer por anticipado si sus clientes van a ser capaces de cumplir sus expectativas de ventas. "No vale que nos diga: ¡hágame las piezas para 250.000 coches! Les exigimos que demuestren que los van a vender". Otra de las características de la empresa, subrayada por Pradera, es el trabajo que desarrollan para inculcar en los ingenieros industriales de la compañía la cultura financiera de todo el proceso de producción. Pradera confía en que la ubicación estratégica de las fábricas de componentes, muy cerca de los mercados emergentes, contribuya a cumplir el objetivo de la compañía que es elevar a 60 euros el valor que aporta a cada vehículo.

El conocimiento del sector automovilístico ha decidido a Cie introducirse en el segmento del carburante, afectado por una subida sostenida del precio del crudo. Cie Automotive, a través de su socio mayoritario INSSEC, fundó en 2002 Bionor para la producción de biodiésel a partir de aceites industriales usados.

Más biodiésel

Tanto el biodiésel como el bioetanol estarán exentos de impuestos en la Unión Europea hasta 2012. Con este escenario, Bionor quiere coprotagonizar ese sector en alza. Va a duplicar la planta de Berantevilla en Álava para alcanzar los 60 millones de litros anuales. Cuenta con una planta en Brescia, Italia, para 104 millones de litros. Construye otra algo menor en Medit, también en Italia. Acaba de poner la primera piedra de dos instalaciones en Huelva para producir 300 millones y levantará otra para 150 millones en el puerto de Bilbao. Esta posición estratégica está dirigida a cubrir la demanda de las grandes flotas y de los puertos marítimos.

Bionor contará con una distribuidora propia para su carburante y, según Pradera, ya tienen garantizada a través de grandes proveedores multinacionales y locales la materia prima para la elaboración de biodiésel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0017, 17 de junio de 2006.

Lo más visto en...

Top 50