_
_
_
_

El Consejo de Europa implica en los vuelos de la CIA a 14 países europeos

España y los otros Estados acusados niegan haber consentido secuestros

Al menos 14 Estados europeos, entre ellos España, consintieron en mayor o menor grado que la CIA secuestrara, trasladara y encarcelara a sospechosos de terrorismo tras los atentados del 11-S. Así lo pone de manifiesto una investigación pilotada por el parlamentario suizo Dick Marty por encargo del Consejo de Europa, el organismo que vela por el respeto a los derechos humanos en el continente. Según Marty, Palma de Mallorca fue el lugar elegido por los servicios secretos de EE UU para que sus equipos prepararan sus misiones y descansaran después de cumplirlas. Los Gobiernos europeos y EE UU rechazaron de plano las acusaciones.

Más información
Siniestra telaraña

Fruto de siete meses de trabajo, el informe del Consejo de Europa es el más extenso publicado sobre las irregularidades cometidas por la CIA en territorio europeo. El documento detalla 17 casos de personas detenidas y trasladadas a terceros países para ser interrogadas, en ocasiones bajo tortura.

Las acusaciones más graves van dirigidas a Polonia y Rumania. Según Marty, "existen serios y crecientes indicios" de que ambos países albergaron prisiones secretas. Reino Unido, Suecia, Italia, Macedonia, Alemania, Bosnia-Herzegovina y Turquía tuvieron "distintos grados de responsabilidad" en el secuestro y traslado de sospechosos, dice el informe. Un tercer grupo de países, entre ellos España, fueron cómplices activos o pasivos en las detenciones y traslados ilegales.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_