Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Alemania 2006

La selección, un buen negocio

La federación lleva ingresados 51 millones de euros, y ganar el título sólo le costaría 30

El Mundial es un negocio redondo para la federación española. La selección es una inversión segura y mueve una riada de millones de euros, mayor o menor en función de sus resultados deportivos. El equipo nacional, en el ciclo correspondiente a este Mundial -septiembre de 2004 a julio de 2006- habrá generado unos ingresos aproximados de 51 millones de euros cuando el presupuesto de la federación sólo para 2005 fue de algo más de 65 millones. Los ingresos del equipo español pueden variar en función de sus resultados en la cita de Alemania, según las fases que supere, al igual que los gastos, que hasta el momento se aproximan a los 15 millones. Esta última cifra se elevará en función de la prima que los internacionales cobren, establecida por el número de partidos que ganen en la fase final del Mundial.

La FIFA pagará 16,5 millones de euros al equipo que se proclame campeón

La principal fuente de ingresos que aporta la selección son los derechos de televisión de sus partidos, tanto oficiales como amistosos, cuya organización es competencia de la federación, y que en este ciclo de casi dos años se cifran en unos 24 millones, a casi 1,8 por encuentro -seis clasificatorios y ocho amistosos-. A esta cantidad hay que añadir otros cinco millones de la publicidad estática de los partidos y otros dos millones por la venta de entradas. Además, el equipo nacional cuenta con seis marcas comerciales que lo patrocinan y que aportan otros 12 millones.

Ese capítulo suma 43 millones a los que hay que añadir las cantidades que la federación tiene ya aseguradas por parte de la FIFA: 1,5 millones por viajes y estancia de la expedición en Alemania; 1,7 millones por clasificarse para la fase final, y otros 4,6 millones más por los tres partidos seguros de la primera ronda de esa fase -Ucrania, Túnez y Arabia Saudí-. Esta última cifra se va elevando si se pasa a la siguiente ronda hasta los 16,5 millones que la FIFA tiene asignados para el campeón.

Los gastos de la selección en el ciclo de este Mundial suman por ahora cerca de 15 millones, pero la cifra puede elevarse en función de la clasificación de España y por ello de las primas a pagar. Cada partido que juega España viene a costar a la federación cerca de 50.000 euros de media. De septiembre de 2004 hasta la fase final de este Mundial la selección ha jugado 20 encuentros, 12 oficiales y ocho amistosos.

Un capítulo muy importante de los gastos se centra en las primas a pagar a los jugadores. Cada internacional, en la fase previa del Mundial, al lograrse la clasificación, ha percibido por partido jugado 9.000 euros, de los que 3.000 euros se establecieron como fijo por figurar en la convocatoria del seleccionador. La fase de clasificación ha costado a la federación casi cuatro millones de euros en concepto de primas.

Esta cantidad puede quedar inalterable o verse incrementada muy considerablemente en función de lo que haga la selección en la fase final del Mundial. Si España no supera la primera fase, es decir, si no se clasifica para los octavos de final, los jugadores no verán un euro. El compromiso al que llegaron la federación y los jugadores es que éstos sólo cobrarán primas a partir de los cuartos de final. Llegar a esa ronda supone a cada jugador 90.000 euros; la cifra aumenta a 120.000 si España se clasifica para las semifinales; 150.000 si alcanza la final y 180.000 si conquista el campeonato. En este caso cada jugador cobraría 450.000 euros, al igual que el seleccionador y tres miembros de su equipo técnico. En total la federación abonaría 14,5 millones. El titulo, por tanto habría costado a la federación casi 30 millones de euros. "Sería un precio bien pagado", comentaron dirigentes de la federación, "porque el título de campeón supone una gran inversión. La tarifa de España subiría como la espuma y los patrocinadores tendrían que elevar las cantidades que pagan y también subirían los ingresos por televisión de los partidos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de junio de 2006