Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ley universitaria definirá la carrera del investigador y del docente mediante estatutos

Cada universidad decidirá cómo elige al rector y la forma de seleccionar a sus profesores

La reforma universitaria contempla la elaboración de estatutos para definir la carrera de los profesores, en virtud de sus méritos docentes y científicos, y de los investigadores. También se prevé la redacción de un Estatuto del Estudiante Universitario. La reforma que ayer presentó el Gobierno concede autonomía a las universidades para decidir el modelo de elección de rector y el acceso de los profesores a una plaza de funcionarios. Para esto último, los aspirantes presentarán primero sus méritos, que evaluará un tribunal académico; después, las universidades seleccionarán al profesor entre los acreditados.

La ministra de Educación, Mercedes Cabrera, presentó ayer la reforma de la Ley Orgánica de Universidades (LOU), que redactó en la pasada legislatura el Gobierno del PP. Cabrera destacó la amplia autonomía que concede a las universidades para organizar sus propios modelos académicos y de organización que deberán acompañarse de una "mayor responsabilidad y de una efectiva rendición de cuentas ante la sociedad".

La agencia nacional de evaluación (Aneca), que pasa a ser organismo público, se encargará de evaluar la calidad de estos estudios superiores. La reforma también persigue dar un impulso a la investigación universitaria permitiendo un intercambio fluido de los trabajos entre la universidad y la empresa.

Las líneas básicas universitarias que ayer presentó la ministra en el Congreso tuvieron inusual aceptación en los escaños del PP, desde donde se adivinaba cierta "rectificación" sobre las anteriores políticas universitarias. El portavoz popular en la comisión de Educación, Eugenio Nasarre, mostró su disposición al "diálogo y la reflexión" sobre algunos aspectos, como la acreditación y selección del profesorado. Cabrera negó tal rectificación, pero habló de "un nuevo espíritu", que pudiera tener su concreción en algunas de las siguientes novedades de la LOU:

- Estatutos. La ley prevé la redacción de estatutos en los que se definirá la carrera profesional de los profesores atendiendo a sus méritos docentes y de investigación científica y tecnológica. También los investigadores contarán con un estatuto que desarrolle su carrera. Ya hay trabajo adelantado sobre esto, que, presumiblemente se asumirán al redactar el estatuto del investigador. Habrá un tercer estatuto, el del Estudiante Universitario, con sus derechos y deberes, que recogerá la constitución de un Consejo de Estudiantes.

- Acceso de los profesores. Los funcionarios universitarios presentarán sus méritos que serán juzgados por tribunales académicos formados por personalidades de reconocido prestigio. Después, la universidad cubrirá sus plazas seleccionando entre los profesores acreditados. Esto sustituye al sistema de habilitación nacional, "complejo oneroso, disfuncional y caro", según la ministra. Polémico, en todo caso. Se contempla la creación de un estatuto del profesorado que defina la carrera docente e investigadora teniendo en cuenta sus méritos académicos.

- Tribunales. Los estatutos de cada universidad establecerán quiénes componen los tribunales que seleccionarán a los aspirantes a una plaza de docente funcionario. El currículo de estos jueces deberá hacerse público.

- Rector. Será elegido por la comunidad universitaria mediante sufragio universal o bien por el claustro. Cada universidad lo decidirá a placer.

- Conferencia Sectorial. Será un foro de encuentro entre el Estado y las comunidades en materia universitaria. Propondrá la programación general de estas enseñanzas, y tratará sobre equipamientos, instalaciones, personal, financiación e investigación.

- Investigación. Los profesores investigadores de la universidad y de organismos públicos de investigación podrán incorporarse a una empresa para seguir desarrollando sus trabajos. Contarán con una excedencia limitada a cinco años durante los cuales tendrán reservado su puesto. Las universidades y los organismos públicos de investigación podrán constituir institutos mixtos de investigación a los que podrán adscribirse sus docentes.

- Escuelas universitarias. Los catedráticos y titulares de escuelas universitarias son figuras a extinguir. Cuando entre en vigor la ley los doctores del cuerpo de catedráticos de estas escuelas podrán integrarse en el cuerpo de profesores titulares de universidad en las mismas plazas que ocupen. Si en el plazo de un año no se solicitara este cambio conservarán su puesto original. Y los profesores titulares que posean el título de doctor y acrediten sus méritos podrán pasar a ser titulares de universidad.

- Incentivos. El Gobierno podrá establecer programas de incentivos para la docencia, la investigación, el desarrollo tecnológico y la transferencia de conocimiento, que comprendan al personal docente e investigador contratado. También se podrán articular incentivos ligados a los méritos sobre la mejora de la docencia y la investigación para el personal de administración y servicios.

- Universidades privadas. Asegurarán que en sus órganos de gobierno y representación haya una participación adecuada de los diferentes sectores de la comunidad universitaria. Las decisiones académicas deberán adoptarse en órganos con representación mayoritaria del personal docente e investigador.

Coordinación científica

La investigación es una "prioridad" del Gobierno, dijo la ministra Mercedes Cabrera y recordó que el compromiso es incrementar los presupuestos destinados a ello al menos un 25% al año. Explicó que estas políticas se articularán en cuatro ejes. Habló, en primer lugar, de una mayor coordinación entre las administraciones central y autonómicas y entre las universidades y los organismos públicos de investigación; se trata, añadió, de asegurar que se produzca una transferencia entre el conocimiento originado y el tejido productivo.

En segundo lugar, la política del ministerio, dijo, promoverá la "incorporación estable en el sistema de investigadores con una trayectoria destacada". Y se buscará atraer "nuevos talentos del exterior". Espera que este año se estabilicen alrededor de 300 investigadores.

Citó la "apuesta decidida por la investigación básica" a través de los programas de I+D+I. "Este año esperamos financiar entre 12 y 16 programas de investigación, cada uno de los cuales recibirá un millón de euros anuales durante cinco años", dijo. Y, por último, habló de "internacionalizar la actividad de los jóvenes investigadores mediante el fomento de la movilidad".

Estudios europeos

La ministra de Educación, Mercedes Cabrera, puso ayer énfasis en diferenciar la reforma de la LOU de la carrera hacia un espacio de estudios superiores común en toda Europa, que requerirá la adaptación de los títulos universitarios, un proceso para el que pidió "prudencia" y ofreció "diálogo". La adaptación a Europa, "no consiste en elaborar listas sino en establecer condiciones científicas, académicas y metodológicas para impartir los títulos de grado", como se llamarán las nuevas carreras.

Sobre los estudios de posgrado, también insistió en que no son la continuidad necesariamente de los estudios de grado, por tanto, pueden comenzar los primeros aunque no se hayan definido aún las nuevas carreras. "Son dos títulos independientes", aseguró.

Cabrera afirmó que "no se está hablando de reducir carreras, de hecho, ni siquiera se habla de una lista de titulaciones, sino de un registro. Ha habido demasiado ruido alrededor de esto", dijo. La incorporación a Europa supone un marco "abierto y flexible, aunque se creen incertidumbres. Quizá esto no se haya explicado hasta ahora con claridad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de mayo de 2006

Más información