Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'ejemplo' de los países nórdicos

De los países nórdicos al Mediterráneo. El aumento de la edad a la que las mujeres se casan por primera vez es un proceso común a toda Europa, con los países escandinavos en la delantera. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), Suecia e Islandia fueron los primeros en cruzar la barrera de los 30 años. En 2002, la edad media en que se casaban sus mujeres era de 30,1 años y 30,3 años, respectivamente. Pero hay que tener en cuenta que en esos países la convivencia con la pareja sin casarse se popularizó mucho antes.

En 2003 -último año con datos en la web del INE- otro país nórdico había superado ese límite: Dinamarca. La media para la UE de antes de la ampliación era de 28,2 años. Con los países de la ampliación, el promedio se rebaja a 27,7.

Primero, las búlgaras

En 1975, primer año con datos, la media de edad a la que se casaban las mujeres de la UE estaba en 23 años. Las más precoces de los países con datos eran las búlgaras (21,3). Las más mayores, las irlandesas (25). Las españolas estaban entonces en 23,9.

Respecto a los hombres, los suecos fueron los primeros que pasaron de los 30 años, en 1988. Los españoles pasaron esa barrera en 2002. Los que se casaban antes en 1975, de los países para los que había datos, eran los húngaros, con 23,4 años. Entonces, los que retrasaban más la primera boda eran los griegos, que no se casaban hasta los 28,5 años.

En 2003, año de los últimos datos, los que antes pasaban por el altar o el juzgado son los lituanos, que lo hacen con 26,6 años. Los que más retrasan ese momento son los suecos, que se casan con más de 32.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de mayo de 2006