Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación atribuye al "maximalismo" sindical la ruptura de la negociación

Las centrales abandonaron el jueves la mesa de diálogo sobre la enseñanza no universitaria

La consejería de Educación atribuye a las "posturas maximalistas" de los sindicatos la ruptura del diálogo sobre las condiciones laborales del profesorado de la enseñanza pública no universitaria. El nuevo enfrentamiento, materializado el jueves con el abandono de las centrales de la mesa sectorial, ha sorprendido al departamento dirigido por Tontxu Campos, que esperaba otra respuesta al lanzamiento de la primera Oferta Pública de Empleo (OPE) en el sector desde 1993.

Fuentes de la consejería destacaron ayer la relevancia de las 1.500 plazas que incluye esta OPE, un número muy similar al de profesores interinos estables que se ha ido generando en los últimos años. "Es un esfuerzo considerable", aseguraron.

El departamento insiste en el carácter "maximalista" de algunas de las reivindicaciones con las que acudieron las centrales a la cita, como la reducción de jornada para trabajadores mayores de 55 años con mantenimiento del sueldo íntegro, la disminución del número de horas lectivas -17 horas semanales de promedio en Secundaria y 21 en Primaria- o el descenso de la proporción entre número de alumnos y docentes. "En algunos casos alcanzamos una ratio de once estudiantes por profesor, algo que en muchas comunidades autónomas se consideraría un chollo", explicaron dichas fuentes.

Pese a la advertencia de las centrales de que convocarán movilizaciones, Educación insiste en su disposición a continuar dialogando y a convocar nuevas citas para negociar, pero sin fijar plazos.

"Confianza" del rector

En el otro conflicto laboral que tiene abierto la consejería, en este caso con los docentes de la universidad pública, el rector de la UPV, Juan Ignacio Pérez, expresó ayer en San Sebastián su "confianza" en que la reunión a tres bandas entre Educación, el Rectorado y los sindicatos prevista para el próximo jueves permitirá llegar a un acuerdo sobre las reivindicaciones de una mejora salarial para los docentes.

Pérez declaró que el problema parece que está "un poco mejor" y más próximo a su resolución. "Hay que ser optimistas" porque hay "posibilidades" de mejorar las condiciones del profesorado, apostilló.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de mayo de 2006