Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una militante socialista asegura que los dos detenidos por el ataque a Bono sí le agredieron

-¿Vio usted a los agresores del ministro Bono en la manifestación de la AVT?

-Naturalmente, y durante mucho tiempo. Todo el tiempo en el que ellos, y una tercera persona que les acompañaba, intentaron agredir a José Bono. Al ministro se le intentó golpear incluso con el palo de una de las banderas que el grupo portaba.

-¿Esas personas son los militantes del PP que luego fueron detenidos por la Policía?

-Sí, son las mismas personas.

La mujer que ofrece este testimonio es vecina de Pamplona, militante del PSOE y miembro de la plataforma Libertad Ya, constituida en Navarra hace años para defender los derechos de las víctimas del terrorismo e integrada por personas de diversas tendencias políticas. M. U. desea preservar su identidad y rechaza fotografiarse, pero se muestra indignada por la condena de los agentes que investigaron los intentos de agresión que contempló el 22 de enero de 2005 en Madrid. Mañana comparecerá en el juzgado para aportar su testimonio.

"Acudí a la manifestación convocada por la AVT en un autobús fletado desde Pamplona por la plataforma [Libertad Ya]. Compartíamos los lemas de la convocatoria pero en la marcha comprobamos que los objetivos eran otros", relata. "Mis compañeros y yo coreábamos lemas como ETA, no, pero muchos asistentes lo único que hacían era gritar e insultar sistemáticamente al Gobierno, al presidente Rodríguez Zapatero y al PSOE".

"Intentaron pegarle"

Recuerda cuando se produjo el tumulto. "Vimos que llegaban José Bono y Rosa Díez, junto a otras personas. De inmediato, la gente se abalanzó sobre ellos. La cosa parecía ponerse fea y decidimos situarnos en medio. Rodeamos a Bono y a sus acompañantes en una especie de cinturón de seguridad. Yo me situé entre quienes le insultaban y uno de los guardaespaldas de Bono, mirando a quienes querían agredirle. Los intentos de pegarle fueron reiterados. En un momento dado, le intentaron golpear con el palo de una bandera, que les arrebatamos y rompimos".

M. U. agrega que vio a escasos centímetros los rostros de los agresores, uno de ellos una mujer, y que pasados unos minutos la situación se volvió tan tensa que decidieron apartarse. "Un grupo de policías uniformados nos protegió y ayudó a salir de la manifestación por la calle Clavel. Recuerdo la tensión y el disgusto", prosigue.

Preguntada por qué ha tardado en denunciar aquellos hechos, explica: "Porque jamás hubiera creído que lo que viví en primera línea y todo el mundo pudo ver después en televisión se convirtiera en una condena injusta e indignante contra unos funcionarios que cumplieron con su deber. Los policías condenados son las víctimas de un atropello. Decidí actuar porque los detenidos, junto a otra persona, fueron quienes intentaron agredir a Bono, y yo fui testigo directo de ello".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de mayo de 2006