_
_
_
_

Un libro resalta el peso de la familia Machado en la cultura española

Baltanás describe la trayectoria intelectual de los dos poetas y sus familiares

La aportación de los poetas Antonio y Manuel Machado a la cultura española no fue un raro episodio del azar. Los dos hermanos pertenecían a una familia donde el talento y la tradición humanística se hermanaban desde el siglo XIX. Enrique Baltanás (Alcalá de Guadaíra, Sevilla, 1952) da cuenta de este hecho en su libro Los Machado. Una familia, dos siglos de cultura española, que acaba de publicar la Fundación José Manuel Lara.

Baltanás presentó ayer esta obra en la Casa de la Provincia, dentro de los actos de la Feria del Libro de Sevilla. El autor es doctor en Filología Hispánica por la Universidad de Sevilla y recientemente ha editado y prologado los Cantes flamencos y cantares, de Antonio Machado y Álvarez, Demófilo.

Baltanás resume en su libro, que está prologado por el escritor Jon Juaristi, la trayectoria humana e intelectual de tres generaciones de esta familia sevillana cuyo peso en la historia literaria española es fundamental. "No se puede comprender plenamente las figuras de Antonio y Manuel Machado sin insertarlas en la tradición, en la red de relaciones familiares en que vivieron", comentó Baltanás. Por el libro desfilan, junto a los dos poetas, el naturalista Antonio Machado y Núñez y su hijo, el folklorista Demófilo. José, Joaquín y Francisco, hermanos de Antonio y Manuel, también tienen un lugar en la obra, así como la enérgica abuela, Cipriana Álvarez Durán.

"He intentado huir de dos peligros en los que se ha incurrido muy frecuentemente: la hagiografía -hacer, sobre todo de Antonio, una especie de santo laico- y el maniqueísmo -distinguir entre un Machado bueno y otro malo-. Manuel y Antonio pensaban casi lo mismo sobre casi todo. Eran temperamentos muy diferentes. Manuel era un hombre de mundo, un hombre elegante... Antonio era un hombre silencioso y concentrado. Pero, básicamente, tienen las mismas actitudes y pensamientos", señaló Baltanás.

"Por ejemplo, los dos saludan alborozadamente la llegada de la II República. Luego, los dos se van desencantando y van poniendo serios reparos a la evolución de esa II República. Antonio llega a decir que el Estatuto de Cataluña le parecía un atraco", agregó el autor del libro. "Siento una viva simpatía por todos los Machado, pero sin caer en la hagiografía de decir que eran irreprochables. También destaco sus vacilaciones y sus carencias", indicó.

"Los Machado son una metáfora de lo que ha sido la historia de España en los siglos XIX y XX: la ilusión del liberalismo, la confianza en el progreso, en la razón humana y el diálogo. Todo esto se truncó por los extremismos y el totalitarismo de cualquier signo que destrozaron las vidas de los Machado con el hachazo cruel de la guerra", concluyó Baltanás.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Premios y Juan Ramón

Las ferias del libro de Sevilla y Granada presentan hoy las siguientes actividades.

- SEVILLA. Premios del IAJ de poesía y narrativa. Presentación de El sueño del monóxido, de José Daniel García, y Subterráneos, de Vicente Luis Mora, ganadoras de los certámenes de poesía y narrativa del IAJ de 2005. A las 13.00. Casa de la Provincia.

- Mesa redonda sobre Vázquez Montalbán y Carvalho. Francisco González Ledesma, Antonio Llorens y Alfredo Valenzuela debaten sobre el escritor catalán y su personaje. A las 20.00. Casa de la Provincia.

- GRANADA. Homenaje a Juan Ramón. Con motivo del 50º aniversario del Premio Nobel al poeta Juan Ramón Jiménez se rinde un homenaje al autor de Platero y yo en el que intervendrán Amelina Correa, Teresa Gómez y Rogelio Reyes. A las 20.00. Palacio de Bibataubín.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_