Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Diputados sin papeles y con página de Internet

Telefónica e Indra modernizarán el Congreso con un plan que permitirá presentar iniciativas por Internet y consultar el archivo

En dos años, todos los diputados tendrán su propia página web, podrán presentar proyectos de ley sin necesidad de pasar por el registro del Congreso, y ver todas sus intervenciones gracias a un archivo multimedia. Éstos son algunos de los proyectos incluidos en el Plan de Modernización del Congreso de los Diputados que se ha adjudicado un consorcio integrado por Telefónica e Indra.

El plan, que tiene un coste de 14 millones de euros, se prolongará durante dos años, e incluye tanto el suministro de equipos como la formación de los diputados y funcionarios de la Cámara baja para que se familiaricen con las nuevas tecnologías.

Uno de los objetivos del plan es facilitar la comunicación directa entre el ciudadano y los diputados. El principal instrumento será la creación de una página web para cada uno, donde el parlamentario podrá comunicarse directamente con sus electores, recibir sugerencias y peticiones, y hacerles partícipes de sus iniciativas.

Los diputados serán asistidos para configurar su página, aunque luego dependerá de ellos el nivel de contenidos y la interactividad con que quieran dotarla. También tendrán página propia los grupos parlamentarios.

Además, la web del Parlamento incorporará un portal específico para ciudadanos, en el que podrán concertar visitas guiadas, suscribirse a alertas sobre temas que les interesen o incluso ver en directo una sesión parlamentaria.

Otra de las líneas estratégicas será el denominado Parlamento sin papeles, que trata de dotar a los diputados de herramientas de trabajo cuando estén fuera de la sede parlamentaria y, al mismo tiempo, reducirá la utilización del papel en la tramitación parlamentaria y lo sustituirá por medios electrónicos.

En este campo, uno de los proyectos esenciales será implantar la firma electrónica y la certificación digital, de forma que todas las comunicaciones con el Gobierno se hagan por medios informáticos.

La novedad más importante en este terreno será que los diputados podrán presentar cualquier iniciativa parlamentaria desde fuera del Congreso y sin necesidad de acudir al registro, como hasta ahora, antes de las ocho de la tarde. Todas las iniciativas se presentarán por medios electrónicos, de forma que un diputado o el grupo parlamentario podrá tramitarla las 24 horas del día, los siete días de la semana. No obstante, los diputados tendrán que seguir asistiendo al hemiciclo o a la comisión correspondiente para aprobar o rechazar un proyecto de ley, según señala Nuria Amorós, consultora gerente de Telefónica Empresas.

Otro de los grandes proyectos es la digitalización del archivo del Congreso, que supera los dos millones de páginas, que recogen documentos del siglo XIX y del siglo XX hasta la II República. Estarán abiertos tanto a investigadores como al público en general.

El archivo contiene fondos específicos ligados a la época de Fernando VII, y a la época en al que Cerdeña formaba parte de la Corona de España, que no se pueden consultar en ningún otro archivo.

Pero el nuevo no sólo tendrá papeles. Se va a digitalizar también el archivo audiovisual del periodo constitucional (desde 1977 en adelante), de forma que se puedan descargar los tensos pero animados debates de parlamentarios ilustres como Manuel Fraga, Alfonso Guerra, Miquel Roca o Julio Anguita.

Y no sólo habrá imágenes históricas. Intervenciones como la sesión de control al Gobierno o grandes debates, como el del Estado de la Nación, estarán disponibles en formato audiovisual.

Para hacer posible este Parlamento electrónico todos los diputados contarán con ordenador de sobremesa instalado en su despacho, un portátil, un teléfono móvil y una agenda personal (PDA) con conexión GPRS y correo electrónico. Además, en los pupitres electrónicos que tienen los escaños se van a convertir en ordenadores personales donde se puedan ver las enmiendas transaccionales que se presenten a lo largo del debate.

"El objetivo es facilitar la labor de los diputados y el acceso de los ciudadanos al Parlamento y su participación en la actividad parlamentaria", afirma Amorós.

'Parlamentar' desde casa

El plan de modernización del Congreso tiene tres fases. En 2004 se invirtieron ya dos millones de euros para la renovación de todos los ordenadores portátiles y gran parte de los de sobremesa que utilizan sus señorías y se concedió un contrato de 700.000 euros anuales a Telefónica Móviles para proporcionar teléfonos portátiles de última generación a los diputados, así como la instalación de líneas ADSL en sus domicilios para que puedan trabajar desde casa. Además, el pasado verano se remodeló el hemiciclo con nuevos paneles electrónicos y los pupitres multimedia de los diputados.

Los diputados contarán con asistentes que les ayudarán a conocer y manejar todos estos equipos, y recibirán formación específica. En el proyecto colaborarán alrededor de 50 personas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de mayo de 2006

Más información