Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bienestar Social pacta con los familiares la regulación de centros de salud mental

La Consejería de Bienestar Social ha pactado con la federación de Asociaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental (Feafes) la orden que regula los centros destinada a atender a estas personas. La normativa, que sustituye a una de 1997, aumenta la plantilla y "mejora la calidad y el servicio" según el presidente de la federación, Rafael Juan. Fuentes de Bienestar Social destacan que se aumenta no solo el número de personal en los centros de día, residenciales o de rehabilitación e inserción social sino también su cualificación profesional.

"Se trata de una orden positiva ya que amplía la plantilla y mejorará la calidad y el servicio que reciben las personas con enfermedad mental", señala Rafael Juan, presidente de Feafes. El responsable de esta entidad entiende que el hecho de que se vaya a regular el funcionamiento de estos centros "impulsará la creación de nuevos". La orden afecta tanto a los centros residenciales -los centros específicos de enfermos mentales (Ceem)- como a los centros de día y los de rehabilitación e inserción social (CRIS). En total, una veintena de toda la comunidad, según las estimaciones de la federación.

La consejería apunta que se incrementa la cantidad y la calidad del servicio

Fuentes de Bienestar Social apuntan que uno de los aspectos más destacados de la orden es el aumento de plantilla en estos centros "no sólo de cantidad sino de calidad". Además del incremento del número de trabajadores, desde la consejería que dirige Alicia de Miguel se destaca que se potencia la atención relacionada con la inserción sociolaboral a través de la incorporación de técnicos de integración social así como la mejora de la atención sociosanitaria. "Por ejemplo", apuntan "se obliga que entre el personal de enfermería".

Por tipos de centros, en los CRIS la orden actual incrementa el personal respecto a la de 1997 en un terapeuta ocupacional o un técnico superior de integración social. En los centros de día, la plantilla se verá incrementada en un psicólogo, un técnico superior de integración a media jornada y dos educadores. También se aumentan las exigencias de personal en los Centros Específicos de Enfermos Mentales (Ceem) con un médico general a media jornada, un psicólogo o cinco diplomados universitarios en enfermería.

La portavoz de política social del PSPV, Núria Espí, dijo ayer que la orden está destinada a "tapar las vergüenzas de su gestión con leyes parche que no solucionan los problemas" y que "no resolverá la precariedad de recursos que tienen actualmente los centros".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de mayo de 2006