Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez suspende la declaración de Penín después de comprobar que está en paradero desconocido

¿Dónde está Penín? La verdad es que nadie lo sabe, ni siquiera los Mossos d'Esquadra. Por ese motivo, el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Barcelona, que investiga la querella de la fiscalía por el supuesto pago de comisiones en las obras de rehabilitación de las viviendas de Adigsa, ha suspendido la comparecencia que debía celebrarse mañana y en la que Penín debía declarar como imputado.

La citación de Penín fue acordada por el juez el pasado 10 de enero y, según fuentes judiciales, los Mossos d'Esquadra han intentado localizarle en las últimas semanas para asegurar su presencia. Pero no ha habido manera.

De las ocho personas contra las que se dirigía la querella del fiscal a finales del pasado año y que acabaron todas imputadas por el magistrado Gonzalo de Dios Hoyo, Penín era el que despertaba mayor interés, por ser quien era: pariente lejano del portavoz de CiU en el Parlament y ex consejero de Política Terrirorial, Felip Puig.

El presunto muñidor

Penín es, además, la persona a la que varios imputados han señalado como el presunto muñidor de las supuestas comisiones que el pequeño empresario de la construcción José Antonio Salguero cifró en el 20% del precio que costaban las obras que se hacían en las viviendas sociales que gestionaba la empresa Adigsa.

Penín ya estuvo desaparecido unas semanas cuando el fiscal estaba investigando los hechos a finales de 2005. Entonces no se le dio más importancia y la fiscalía descartó la posibilidad de solicitar su busca y captura. Eso hubiera finalizado muy probablemente con una detención y, por tanto, en manos de un juez, por lo que el fiscal debería haber dejado de investigar. Ahora la situación es distinta, porque Penín es formalmente un imputado. Su situación de paradero desconocido resulta todavía más chocante si se recuerda que declaró en la fiscalía el pasado 11 de octubre, cuando fue citado.

Antes de que Salguero acudiese al fiscal a explicar la exigencia del pago de comisiones, una persona muy vinculada al aparato de CDC se reunió con él y con Penín para evitar la denuncia. Es un episodio que todavía está pendiente de esclarecimiento por parte de la justicia, ya que esa persona de CDC actuaba siguiendo órdenes de Felip Puig, según fuentes judiciales. El partido siempre ha negado la intencionalidad de la reunión, pero no el encuentro.

Pese a su relación familiar, Penín declaró al fiscal que Felip Puig y el diputado convergente Oriol Pujol Ferrusola conocían y consintieron las irregularidades en Adigsa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de mayo de 2006