Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Libertad con cargos para el padre del cabecilla de la trama de bajas fraudulentas

El titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Cadiz dejó ayer en libertad provisional con cargos a Antonio Carretero Rubiales por su supuesta implicación en la organización que expedía informes médicos falsos con los que decenas de beneficiarios se hacían con pensiones por invalidez permanentes que no les correspondían. Antonio Carretero, de 78 años de edad, es padre de Carlos Carretero, ex jefe de la Policía Local de Ubrique y presunto cabecilla de la trama de los informes médicos fraudulentos.

El anciano fue detenido por la Guardia Civil en el marco de la Operación Karlos en la jornada del lunes, pero fue en la mañana de ayer cuando prestó declaración ante el magistrado. Aunque el secreto sumarial impide conocer su implicación en la trama, fuentes de la investigación apuntan que, además de cómplice, el imputado podría haber colaborado en la búsqueda de compradores de las bajas por incapacidad, que eran adquiridas por los beneficiarios con el pago de hasta 24.000 euros.

Además de Antonio Carretero, el juez dejó ayer en libertad provisional con cargos a Mª Carmen Prados, quien supuestamente se habría beneficiado de una de las bajas laborales falsas para poder cobrar una pensión por invalidez.

Con estas dos últimas detenciones llevadas a cabo en Cádiz, ya son 23 las personas presuntamente implicadas en la trama. Hasta el momento, sólo Francisco Casto, inspector médico de la Unidad de Valoración de Incapacidades de la provincia de Cádiz, está en prisión, ya que Carlos Carretero ya estaba en la cárcel por su presunta implicación en otra trama, de facturas falsas, ligada al fraude a la Seguridad Social.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de mayo de 2006