La Quincena Musical homenajea a Mozart y Arriaga en los aniversarios de su nacimiento

El festival programará cuatro óperas y la actuación de dos premios nacionales de Danza

La 67 Quincena Musical donostiarra se rendirá entre el 3 de agosto y el 3 de septiembre a Wolfgang Amadeus Mozart y Juan Crisóstomo Arriaga, dos genios precoces de la música nacidos hace 250 y 200 años. Todo su programa, que incluye cuatro óperas y la presencia de Israel Galván y Lucía Lacarra -los dos últimos premios nacionales de Danza-, está salpicado de obras legadas por estos compositores. Giorgio Strehler dirigirá la representación de El rapto en el serrallo del maestro austriaco. También se escucharán, entre otras, sus últimas sinfonías y su Requiem, interpretado por la Orquesta de Cadaqués, el Orfeón Donostiarra y la soprano Ainhoa Arteta.

El festival donostiarra no podía pasar por alto el aniversario del nacimiento de Mozart (Salzburgo, 1756-Viena, 1791), uno de los compositores más universales, y el de Arriaga (Bilbao 1806-París, 1826), otro peso pesado de la música, aunque menos reconocido. Los dos fueron "genios precoces que dejaron un importante legado en poco tiempo", recuerda Andoni Alonso, responsable de comunicación de la Quincena. Ninguno llegó a cumplir 40 años.

De hecho, Arriaga murió con tan sólo 19. "Su trayectoria fue cortísima". Eso explica que el festival haya podido incluir en su programación de este año prácticamente toda su obra en distintos ciclos. Sólo dos ejemplos: La Orquesta de Cadaqués, dirigida por Sir Neville Marriner interpretará su Obertura y su cantata Herminia el 22 de agosto, y su Sinfonía en Re los días 21 y 23. Esta última figura dentro del programa en el que el citado conjunto sinfónico presentará, entre otros, junto al Orfeón Donostiarra y la soprano Ainhoa Arteta, el esperado Requiem del compositor austriaco. "Mozart es una estrella con muchas puntas y durante esta Quincena podremos verlas", apunta Alonso.

El festival hará una referencia de justicia al Mozart lírico. Los días 11 y 13 de agosto, la Orquesta Sinfónica de Euskadi (OSE), el Coro Easo y los solitas Mariola Cantarero y Josep Bros llevarán a escena Rapto en el Serrallo, una producción de la Scala de Milán, con dirección escénica de Giorgio Strehler y musical de Leopold Hager. También se incluyen en la programación otras piezas menos conocidas del austriaco. El 25 de agosto, de nuevo la OSE participará junto a Fernando Argenta (Clásicos Populares) en la representación de Bastián y Bastiana, producida por Gustavo Tambascio. Y el 30, Mark Minkowski y Les Musiciens du Louvre ofrecerán -en versión concierto- una pieza con la que obtuvieron un sonado éxito en el pasado Festival de Salzburgo: Mitridade, Re di Ponto, escrita por un Mozart adolescente, de tan solo 14 años.

Óperas

El compositor austríaco firma tres de las cuatro óperas programadas para este año por la Quincena Musical. La cuarta, la que cerrará el certamen el 3 de septiembre es de Richard Wagner: El holandés errante (versión concierto), dirigida por Juanjo Mena y protagonizada por Albert Domen y Eva Johanson.

La ópera es uno de los grandes argumentos de la edición de este año, pero no el único. La Quincena, que pondrá a la venta sus entradas el 17 de julio, ofrecerá además importantes conciertos sinfónicos. No se puede obviar la presencia en el Kursaal de la London Symphony Orchestra, dirigida por Valery Gergiev, para abordar dos programas: el 28 interpretará el Concierto para violín y orquesta de Brahms y la Patética de Tchaikovsky y el 29, también junto al violinista Vadim Repin, la Scheherezade de Korsakov y el Concierto para violín de Tchaikovsky. También la Orquesta Nacional de Francia ha confirmado su presencia en el festival para actuar, bajo la batuta de Kurt Masur, en un recital en el que figura el barítono Roman Trekel. En el apartado sinfónico, la organización ha incluido además a la formación que causó una de las más gratas sorpresas de 2005: la Gustav Mahler Jugendorchester (24), con un programa consagrado a Schostakovich, entre otros.

La Quincena, que mantiene sus clásicos ciclos de Cámara, Música Antigua, Contemporánea y de Jóvenes Intérpretes, se abrirá también a la danza. Habrá dos únicas actuaciones. Eso sí, protagonizadas por dos bailarines reconocidos con el Premio Nacional de Danza: Israel Galván, que presentará Arena. Seis coreografías para seis toros y la zumaiarra Lucía Lacarra, con Pink Floyd Ballet, un espectáculo con coreografía de Roland Petit.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0008, 08 de mayo de 2006.

Lo más visto en...

Top 50