Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Borrell propone que la UE pase de la reflexión a las propuestas

El presidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell, planteó ayer la necesidad de acabar con el "periodo de reflexión" sobre el futuro europeo y en especial sobre el Tratado Constitucional y pasar a las propuestas. Borrell hizo estas manifestaciones en la inauguración del encuentro de más de 200 diputados de los Parlamentos nacionales y del Parlamento Europeo que ayer y hoy se reunirán en Bruselas para debatir el futuro de la Constitución.

El presidente de la Eurocámara expresó su "temor porque el periodo de reflexión se eternice". "El mundo no se va a parar para esperarnos. Nuestra Unión se ha ampliado, pero se encuentra limitada en el estrecho marco del Tratado de Niza. ¿Cuánto tiempo podremos seguir así en un mundo que cambia cada vez más de prisa?", afirmó.

La posición de Borrell contrasta con la del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, que mañana presentará las conclusiones tras la reflexión interna realizada la semana pasada. Barroso es partidario de mantener aparcado el debate constitucional y centrarse en la aplicación de políticas concretas, especialmente en el campo de Justicia e Interior. En esta agenda de medidas concretas destaca "el refuerzo de la lucha antiterrorista, mejor protección de las fronteras exteriores, unas políticas de asilo más efectivas para 2010, mejor coordinación de las políticas de emigración y mayor cooperación judicial y policial".

Políticas sectoriales

Precisamente en relación a priorizar el desarrollo de políticas concretas es donde Borrell marcó más las distancias. El presidente de la Eurocámara recordó que "el Parlamento respaldó el proyecto del Tratado Constitucional por gran mayoría". "Pero", añadió, "hemos sido incapaces de conseguir que se comprendan los fundamentos que lo justifican. La Unión se orienta hoy sobre todo hacia el desarrollo de políticas sectoriales. Parece como si no teniendo una idea de proyecto conjunto para Europa, nos contentáramos con la Europa de los proyectos. Pero no olvidemos que para elaborar y aplicar buenas políticas se precisan buenas instituciones".

La iniciativa de los parlamentarios ha logrado ya el compromiso del presidente del Parlamento de Finlandia, Paavo Lipponen, que ayer anunció que realizará un encuentro similar durante la presidencia finlandesa de la Unión Europea, que se desarrollará durante el segundo semestre de este año. Para Borrell sería un gran éxito de la conferencia interparlamentaria "marcar una nueva etapa, un nuevo periodo: un periodo de propuestas".

El encuentro de los diputados se desarrolla en cuatro grupos de trabajo que, según el presidente, se encuentran en el centro mismo del proyecto europeo y en las preocupaciones de los ciudadanos: la UE en el mundo y las fronteras de la Unión; la globalización y el modelo económico y social europeo, la libertad, la seguridad y la justicia y los futuros recursos de la Unión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de mayo de 2006