_
_
_
_

Los diez rectores andaluces unen sus reivindicaciones a través de una asociación

Las universidades dan prioridad a la financiación y la adaptación al espacio europeo

Diez firmas ante un notario sellarán hoy la constitución formal de la Asociación de las Universidades Públicas Andaluzas (AUPA). Los diez rectores rubricarán este documento que dará entidad jurídica a un órgano que comenzó a trabajar desde hace más de un año y que, a partir de hoy, funcionará de forma activa. Su principal reto es el de erigirse como interlocutor valido ante las instituciones para representar los intereses de todas las universidades públicas de la comunidad. Una única voz que, según los impulsores de la asociación, se escuchará más fuerte que diez por separado.

Durante todo el día de ayer y en la mañana de hoy, los rectores y vicerrectores de las diez universidades públicas andaluzas (Almería, Cádiz, Córdoba, Granada, Jaén, Huelva, Málaga, Pablo de Olavide, Sevilla y la Universidad Internacional de Andalucía) se han reunido en Algar, en plena sierra gaditana, para ultimar los detalles de la constitución de la asociación y elaborar un documento conjunto con sus principales reclamaciones y prioridades en los próximos años.

La creación de la AUPA se decidió el pasado año en una de las reuniones de la Conferencia de Rectores de Universidades Andaluzas (CRUA) que se celebró en Granada. Entonces se vio la necesidad de desarrollar una entidad jurídica pública con un organigrama operativo dividido en varias áreas de trabajo con el objetivo de mejorar el papel de interlocución. "Es el interés de funcionar como lo hace la conferencia de rectores españoles, la CRUE, que ha creado un marco de referencia de relaciones con el Ministerio de Educación que permite que se escuche y atienda sus peticiones. Es lo que queremos hacer desde la autonomía de las universidades andaluzas", explicó ayer el rector de la Universidad de Cádiz, Diego Sales, anfitrión de este encuentro.

Presidente

La AUPA se constituye como "una asociación sin ánimo de lucro, constituida por un período de duración indefinido, de ámbito andaluz, que se rige por la Ley Orgánica 1/2002 Reguladora del Derecho de Asociación, y asocia a las universidades públicas andaluzas que libre y voluntariamente decidan integrarse en ella". El primer presidente será el rector de Granada, David Aguilar, quien ya ocupaba este cargo en la CRUA.

Aguilar expresó ayer su convencimiento de que el esfuerzo conjunto de todas las universidades contribuirá a resolver problemas comunes "sin perder la independencia y las necesidades particulares". Una de las preocupaciones compartidas es la financiación. En los encuentros de los grupos sectoriales mantenidos ayer, se planteó la necesidad de elaborar planes quinquenales de inversiones y reclamar a la Junta un plan de financiación adecuado para el próximo sexenio, de 2007 hasta 2012.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

La AUPA se fija como otro reto primordial la adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior. Un proceso que obligará a reconfigurar las titulaciones y a cambiar el modelo didáctico. Uno de los primeros trabajos de la asociación ya constituida será impulsar unas jornadas de trabajo sobre experiencias piloto del crédito europeo, que organizará la Universidad de Cádiz a mediados de septiembre de este año.

Entre las conclusiones que se terminarán de redactar hoy, se espera que haya una propuesta de nuevas titulaciones con una apuesta por la innovación tecnológica basada en la alianza con sectores productivos de Andalucía. "Este proceso de adaptación tiene que ir pegado a la demanda laboral, que permita también la creación de empresas de base tecnológica", anunció Aguilar.

En la agenda de las reuniones sectoriales, se abordaron ayer también asuntos como la regulación del profesorado y las relaciones con el resto de personal universitario, las infraestructuras, el papel de las bibliotecas, las relaciones internacionales y los programas de acción solidaria e iniciativas de cuidado medioambiental.

La asociación funcionará con once grupos sectoriales, que debatirán los asuntos concretos, pero las decisiones habrán de ser aprobadas por el plenario donde están representados los diez rectores. "Los tiempos han cambiado", dijo ayer el rector gaditano. "Es bueno el intercambio de información entre todo para fortalecernos y mejorar el tejido productivo", añadió. Diego Sales cree, además, que la unión universitaria "favorecerá la vertebración andaluza".

Para muchos de los presentes, el paso dado ayer en Algar era "histórico". Porque las universidades andaluzas que, en muchas ocasiones habían ejercido como islas, ahora se disponen a sentarse para poner en común preocupaciones y reivindicaciones. El presidente de la AUPA cree que, sin renunciar a la autonomía y a la lucha por los problemas particulares, la voz conjunta de diez se escuchará antes y mejor que la de una sola.

Algar, un éxito de convocatoria

Algar, un municipio de apenas 2.000 habitantes, fue tomado ayer por los representantes universitarios andaluces. Los organizadores no dudaron en calificar ayer de "rotundo éxito" el poder de convocatoria de este encuentro. "No ha faltado nadie", señaló el director general de Comunicación y Relaciones Institucionales de la Universidad de Cádiz (UCA). En total, están presentes en Algar 126 personas, entre rectores, vicerrectores y sus equipos.

La sesión de ayer comenzó a las 10,00 con la primera mesa de trabajo de las comisiones sectoriales. En total son 11 y cada una de ellas está presidida por un rector, aunque el de Jaén, Luis Parras, es responsable de dos, Gerencia e Infraestructuras, al igual que el de la Universidad Internacional de Andalucía, Juan Manuel Suárez Japón, quien preside la comisión de Extensión Universitaria y la de Responsabilidad Social Cooperativa, que aglutina las acciones solidarias y el cuidado del medioambiente. El resto de comisiones se refieren al profesorado y ordenación académica, las relaciones internacionales, la investigación y el desarrollo tecnológico, la innovación educativa y calidad, los estudiantes, las bibliotecas y la red informática.

David Aguilar, máximo responsable de la Universidad de Granada no asume ninguna comisión porque ostenta la presidencia de la Asociación de las Universidades Públicas Andaluzas (AUPA), un cargo que mantendrá, según reveló ayer, hasta que cese en el cargo de rector, algo que prevé que ocurra el año que viene.

Los representantes universitarios se repartieron ayer por cuatro sedes. El Hotel Villa de Algar, cuartel general del encuentro, el complejo Tajo del Águila, el centro de formación y la casa de la cultura. Tras la primera sesión matinal, los 126 asistentes compartieron una comida de convivencia. Por la tarde, retomaron las mesas de trabajo.

Hoy los rectores volverán a reunirse a las 10,00 con las propuestas escritas de cada comisión sectorial. Durante una hora las pondrán en común para elaborar un documento de conclusiones que se presentará tras la firma oficial ante notario de constitución de la AUPA. Tras ese acto, los diez rectores firmarán en el acta de honor del Ayuntamiento.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_