Elorrieta reivindica Lizarra y pide que Zapatero no marque el camino

José Elorrieta, secretario general de ELA, reclamó ayer la unidad de las fuerzas abertzales tras el alto el fuego de ETA. Elorrieta aprovechó el final de su discurso en el acto del Primero de Mayo en Bilbao para asegurar que el Pacto de Lizarra, alcanzado en septiembre de 1998 por todas las fuerzas políticas y sindicales nacionalistas a excepción de EB, continúa "vivo". Este llamamiento para recuperar el espíritu de Lizarra lo contrapuso a la voluntad de algunos (en alusión, principalmente, al PNV, pero también de Batasuna) de dejar en manos del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, la "hoja de ruta" del proceso de paz abierto tras el alto el fuego de ETA.

La reivindicación de Elorrieta sigue a sus últimas declaraciones, en las que ha interpretado que con el esquema de resolución de la violencia mediante dos mesas -una técnica del Gobierno y ETA; y otra entre los partidos vascos- se deja en manos del PSOE el futuro político de Euskadi. Frente a quienes abogan por una acuerdo transversal de nacionalistas y no nacionalistas y señalan que su ausencia fue la mayor limitación de Lizarra, Elorrieta afirmó que ese acuerdo es el "suelo" para defender una consulta a los ciudadanos vascos sobre su futuro político.

El secretario general de ELA, que ha sido punta de lanza del soberanismo, rechazó lo que llamó "el neoestatutismo" por ser contrario a la construcción nacional. Con un poco de afonía y con más pasión que la que puso al tratar las cuestiones laborales, Elorrieta aseguró que la mesa de partidos está aparcada, no incluye de momento a Navarra y que hay que buscar otro camino. Así, pidió un acuerdo de mínimos entre nacionalistas "como condición previa para, desde la confrontación democrática, exigir al Estado el reconocimiento del ámbito vasco de decisión".

No al "derecho a veto"

El nacionalismo, continuó, no debe permitir el "derecho a veto de las fuerzas estatales". En este sentido, censuró la actuación de Rodríguez Zapatero en la tramitación en las Cortes Generales del proyecto de Estatuto de Cataluña y recordó que el presidente de la Comisión Constitucional del Congreso, Alfonso Guerra, aseguró que lo habían cepillado. "¿Todavía, aquí, hay abertzales diciendo que Zapatero debe marcar la hoja de ruta"?, se preguntó. "No hay nada que esperar", concluyó. "O andamos listos, o nos cepillan".

El dirigente de ELA señaló la necesidad de ir a "una consulta soberanista para que los vascos decidan". Terminó su intervención asegurando que la fuerza que tiene su central le permite tener mayor libertad para hacer estas reclamaciones que otras fuerzas abertzales. Elorrieta indicó que cientos de vascos, todos los abertzales, mantienen Lizarra vivo y aseguró que frente a las mesas de partidos, el Pacto de Lizarra es un claro ejemplo de "transversalidad", por haber reunido a "todas las fuerzas políticas vascas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 01 de mayo de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50