Telefónica cierra la venta del 60% de TPI a Yell por 1.838 millones

Telefónica anunció ayer el cierre definitivo de la venta de su paquete del 59,9% de TPI-Páginas Amarillas a la británica Yell por 1.838 millones de euros. La operadora española percibirá, además, el dividendo previsto de 0,40 euros por acción, por lo que los ingresos totales por la operación ascenderán a 1.925 millones de euros.

El acuerdo supone valorar cada acción de TPI a 8,5 euros, por debajo del precio de cierre de ayer (8,76 euros), aunque un 19% por encima de la media de la cotización del último año (7,5 euros), y un 8% por encima del precio de la acción del 28 de febrero pasado, cuando Telefónica inició el proceso de venta. La revalorización supera el 70% respecto al precio de salida a Bolsa (4,92 euros, ajustado tras el split). Los títulos de TPI cayeron ayer un 2%, y los de Yell, un 2,93%.

Tras este acuerdo, la británica Yell estará obligada a lanzar una oferta pública de adquisición (OPA) de acciones por el 100% del capital de TPI en las mismas condiciones que las acordadas con Telefónica, por lo que el desembolso total ascenderá a 3.060 millones.

Posibilidad de 'contraopa'

La operadora española se compromete a acudir a dicha OPA, salvo que se presente otra oferta cuyo precio supere en un 10% al de la británica (9,35 euros). La venta le reportará a Telefónica unas plusvalías netas -incluyendo el dividendo que cobrará el 5 de mayo- de 1.663 millones (en torno a 1.750 millones de plusvalías brutas). La operación deberá ser aprobada por la junta general de accionistas de Yell a finales de mayo y, de no mediar contraopa, se cerrará en julio.

El acuerdo incluye una cláusula por la que Yell se compromete a no vender TPI en el plazo de tres años a ningún competidor de Telefónica, incluyendo el negocio en Latinoamérica. Se trata de la mayor operación de venta de directorios. En el proceso de puja han participado 10 consorcios, aunque sólo dos -Yell y el grupo de fondos de Apax y Cinven- han presentado ofertas vinculantes.

El grupo británico Yell adelantó ayer su deseo de "simplificar las operaciones" de TPI, centrando la actividad de la compañía en sus negocios naturales de directorios impresos y por Internet, con crecimientos en un plazo máximo de tres años del 5% y el 40% en esos mercados, respectivamente. El grupo, antigua filial de BT y principal empresa de directorios del Reino Unido, estima que habrá recuperado la inversión realizada en un plazo aproximado de cuatro años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 28 de abril de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50