_
_
_
_

Batasuna dice que no hay ninguna posibilidad de arreglo sin Navarra

Ibarretxe enviará el martes al Parlamento su plan de paz y reconciliación

Batasuna proclamó ayer que Navarra es la "columna vertebral" del País Vasco y que sin ella ninguna solución resultará posible, según el miembro de la dirección de la formación ilegalizada Patxi Urrutia. Este portavoz afirmó que sin Navarra, Euskadi "ni siquiera se sostiene en el mapa", y confió en "ganar para la democracia al Partido Socialista de Navarra" y también al francés, para dar "una salida democrática" a la territorialidad.

Más información
Otegi solicita permiso para ir a Dublín
Moncloa asegura que el futuro de Navarra no está en el debate
Los diputados del PP piden a la dirección una crítica más dura por la 'kale borroka'
La Audiencia condena a Otegi a 15 meses de cárcel pero el fiscal no pedirá su encarcelamiento

Urrutia, miembro de la Mesa Nacional de Batasuna, afirmó que sin Navarra "no existe ninguna posibilidad de solucionar el conflicto" vasco, pues esa comunidad es "el eje de Euskal Herria". Sin ella, el País Vasco "ni siquiera se sostiene en el mapa", afirmó en la presentación de una fiesta y una manifestación previstas para el domingo en el País Vasco francés para pedir la "reunificación".

Urrutia tachó de "aberración" la separación política e institucional del País Vasco y Navarra, como la del País Vasco francés, y confió en "ganar" a los partidos socialistas de esos tres ámbitos para "una actitud democrática". Si no se entiende esto, "ningún camino, ninguna solución es posible", informa Efe.

Por otra parte, el Gobierno vasco aprobará y enviará el próximo martes al Parlamento de Vitoria el llamado Plan de Paz y Convivencia, cuyo avance presentaron ayer el lehendakari, Juan José Ibarretxe, y los representantes de EA y EB en el consejo político que constituyó en enero en su Gabinete, Joseba Azkarraga y Javier Madrazo, respectivamente.

Ibarretxe prometió en junio pasado en su investidura entregar el proyecto en seis meses, pero se ha retrasado cuatro más por problemas primero en su elaboración y luego en espera del alto el fuego para presentarlo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El plan ha cambiado de nombre, pues Ibarretxe lo denominó Plan de Paz y Reconciliación y este término ha sido suprimido a instancias de la directora de Víctimas, Maixabel Lasa, que ha tenido un papel crucial en su elaboración. Lasa consideró el uso de ese término prematuro y difícil de aceptar por los colectivos de víctimas y logró eliminarlo. El destino del plan es la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento vasco, pero se ignora qué curso se le dará. Ibarretxe considera el plan su aportación "al nuevo escenario de paz abierto" por el alto el fuego y se mostró dispuesto a "una discusión abierta" a las ideas de la oposición. El objetivo es "hacer todos los esfuerzos posibles y tomar la iniciativa" para hacer irreversible la paz, mejorar la convivencia y generar las condiciones para un horizonte de reconciliación.

El PP vasco se desmarcó ayer al afirmar su presidenta, María San Gil, que el proyecto "llega tarde". "Debería caérsele la cara de vergüenza de plantear ahora medidas a favor de las víctimas después de haber gobernado durante dos legislaturas", apuntó. El PSE prefirió esperar a hoy. El presidente José Luis Rodríguez Zapatero conoció el documento el martes pasado, a través del Ejecutivo autónomo, y lo acogió con satisfacción.

Compromisos sin cumplir

En el apartado referido a las víctimas del terrorismo, el plan constituye casi una yuxtaposición de compromisos ya aprobados en la Cámara vasca en julio de 2003 y febrero de 2005 y que están en gran parte sin cumplir, entre ellos la Ley de Solidaridad y una jornada anual de homenaje a las víctimas. Lasa ha trabajado particularmente por la activación de esos compromisos pendientes. Los otros cuatro grandes apartados del documento son: la defensa de los derechos humanos; la reparación a las víctimas del franquismo, la defensa de las libertades y los derechos civiles y políticos (legalización de Batasuna), y la prevención de la tortura y el respeto a derechos de detenidos y presos.

[La ilegalizada Batasuna despedirá con todos los honores a su ex dirigente fallecido el martes Jokin Gorostidi, "un militante ejemplar, histórico y referencial de la izquierda abertzale", según destacó Pernando Barrena ayer en una comparecencia de prensa en la que subrayó, en presencia de la compañera de Goristidi, Itziar Aizpurua, la trayectoria de "lucha de insubordinación contra los Estados español y francés y por la libertad" del fallecido.

La capilla ardiente con los restos mortales de Gorostidi, que llevaba una pegatina con el anagrama de ETA en el pecho y una ikurriña entre las manos, fue instalada a mediodía de ayer en el Ayuntamiento de Deba (Guipúzcoa).

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_