Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un militar denuncia el robo de una estatua ecuestre de bronce de 200 kilos

Los policías de la comisaría de Latina recibieron ayer una sorprendente denuncia. Un comandante del Ejército se personó en las dependencias policiales para denunciar el robo de una estatua ecuestre de 200 kilos. El militar relató que la escultura representaba al capitán Gregorio García Astrain y que estaba ubicada en el kilómetro 7,500 de la carretera de Extremadura.

Según explicó, unos desconocidos se la llevaron sin que nadie se apercibiese. El militar considera que la escultura desapareció entre las 20.00 del pasado día 21 y las 17.00 del 24.

La escultura tiene "un alto valor sentimental" para los militares de caballería, puesto que García Astrain fue el introductor "de la equitación natural en España en 1909".

La Brigada de la Policía Científica y los agentes de la comisaría de Latina se han hecho cargo de las investigaciones.

Las figuras de García Astrain y de su coetáneo García Balmorio son muy importantes en la hípica española. Fueron enviados, respectivamente, a Italia y Francia, con el fin de instruirse en las escuelas de estos países en 1910. A su regreso se dedicaron a adiestrar, según las técnicas adquiridas, una sección cada uno. Una vez concluido este periodo, organizaron un torneo, y se implantó el sistema italiano. A partir de este momento, comenzó la época dorada de la equitación española, según el estudioso Luis Fernández Gil-Fournier.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de abril de 2006