El billete de metro a la terminal 4 de Barajas tendrá un recargo de 25 céntimos

La terminal 4 del aeropuerto de Barajas quedará conectada a la red del metro en enero de 2007, según el pliego de condiciones de la concesión, que será a 20 años y que ayer fue adjudicada por el Consejo de Gobierno regional. El vicepresidente Ignacio González fue más cauto a la hora de dar plazos y dijo que la estación estará a pleno rendimiento en el primer semestre de 2007. La adjudicataria de las obras es la unión temporal de empresas FCC-Cajamadrid por 45 millones de euros. La concesión fija un precio del billete hasta la terminal 4 de 1,25 euros, 25 céntimos más que en el resto de la red de metro. Los usuarios del abono de transportes quedan exentos del recargo y los trabajadores de la terminal tendrán un pase especial.

Más información

La adjudicación de las obras de este nuevo tramo del metro se produce cerca de tres meses después de que fuera inaugurada la terminal 4. El único transporte público que llega en la actualidad hasta ella es el de carretera: autobuses y taxis.

A pesar de que ya existe una estación construida en la propia terminal, con un acceso de metro, así como de Cercanías, la Comunidad de Madrid se negó en un principio a prolongar el metro hasta allí, alegando que era una competencia del Ministerio de Fomento. Aguirre mantuvo esta posición a pesar de que Fomento nunca ha construido un solo tramo del suburbano y de que el anterior presidente de la Comunidad, Alberto Ruiz-Gallardón, también del PP, había aprobado la infraestructura durante su mandato y la había incluido en los presupuestos del Gobierno regional.

Fomento, por su parte, se comprometió a llevar el tren a la terminal desde la estación de Chamartín en 2014, lo que también ha merecido las críticas del Gobierno regional. Aguirre afirmó a principios de febrero pasado que esto era "una ilegalidad manifiesta", puesto que Fomento está obligado a unir las grandes infraestructuras del país -como el aeropuerto de Barajas- con otros medios de transporte.

Plazo adelantado

Poco antes de que fuera inaugurada la terminal 4, Esperanza Aguirre cambió de parecer y decidió prolongar el metro hasta allí. "Hemos actuado de forma diligente", manifestó entonces la presidenta, que auguró que las obras estarían finalizadas en mayo del año que viene, un plazo que ahora ha decidido adelantar hasta enero.

El Gobierno regional afirma que las obras comenzarán "de inmediato", según dijo ayer el vicepresidente regional, que tampoco reparó en críticas a Fomento. "De no ser por la Comunidad de Madrid, no habría forma de llegar con transporte público a la nueva terminal", subrayó.

Los trabajos de prolongación de la línea 8 de metro suponen la construcción de 2,5 kilómetros de túnel que, en su mayor parte, será excavado mediante tuneladora, y, en la última fase, a través del sistema de pantallas. La intención de Transportes es que la tuneladora comience a horadar el subterráneo el próximo agosto.

Los viajeros con destino a la terminal 4 tardarán alrededor de 20 minutos en llegar a su destino desde la estación de Nuevos Ministerios. El viaje desde la parada anterior, la estación de Barajas, supone apenas unos tres minutos de trayecto.

La Consejería de Transportes e Infraestructuras estima que los usuarios sin abono de transportes ni pase de empleado serán alrededor de 80 millones, en los 20 años que dura la concesión. Es decir, una media de cuatro millones de pasajeros al año.

Para ellos, Transportes aumentará los trenes de la línea 8 con 14 nuevos vagones de la línea 8.000, cuya compra supuso una inversión de 33,5 millones de euros. Eso implicará que los 14 trenes, con tres vagones cada uno, que ya circulan por esta línea de metro, aumentarán en un vagón cada uno.

El Grupo Socialista de la Asamblea de Madrid fue ayer muy crítico con el anuncio de la prolongación de la línea 8 de metro a la nueva terminal de Barajas. "Cualquier triunfalismo por parte del Gobierno de Aguirre no es más que una maniobra para esconder que por su culpa se ha retrasado esta obra que llegará tarde y costará más dinero y prestigio a la región", manifestó el diputado socialista José Quintana.

Según él, el coste de estas obras es muy elevado, porque la fórmula de concesión privada de la construcción encarece un 40% los costes frente a la obra pública. Además, el diputado dudó de que el Gobierno regional pueda utilizar dicho método de concesión, "porque la primera ampliación de la línea 8 fue financiada por la Unión Europea con la condición de que llegara hasta la nueva terminal", puntualizó.

También criticó Quintana que el precio del billete sea un 25% más caro que en el resto de la red de Metro.

Imagen de la terminal 4 de Barajas durante las vacaciones de Semana Santa.
Imagen de la terminal 4 de Barajas durante las vacaciones de Semana Santa.CLAUDIO ÁLVAREZ

Sobre la firma

Soledad Alcaide

Es la jefa de sección de Madrid. Coordina el contenido de Local en las plataformas digitales con una decena de reporteros a su cargo. Fue responsable de Redes Sociales y Newsletters del periódico (2018-2021) y, antes, subdirectora de la Escuela de Periodismo UAM-EL PAÍS (2014-2018).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción