Perelló dice que Camps pudo perjudicar la salud pública al proteger a Fabra

Andrés Perelló, portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes Valencianas, se refirió ayer a la orden del Ministerio de Agricultura de suspender la comercialización de los productos fitosanitarios de Artemis y Arcavi, "empresas involucradas en el caso Fabra, y destacó que el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, "pudo perjudicar la salud de los valencianos al proteger al presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra".

Al respecto, dijo en un comunicado que "afortunadamente el Gobierno de Zapatero está actuando como lo hubiera tenido que hacer el Consell de Francisco Camps desde hace mucho tiempo, es decir, poner freno a todos los chanchullos del todavía presidente de la Diputación de Castellón".

Así, el diputado socialista denunció la "pasividad" del presidente de la Generalitat "no sólo por no adoptar ningún tipo de medidas ni cautelas ante los casos de corrupción, sino por permanecer impasible ante la amenaza que supone para la salud pública la venta de estos productos ilegales, mientras el Ministerio de Agricultura actúa correctamente".

Silencio y pasividad

Para el parlamentario, tanto Camps, "por su silencio y pasividad", como Fabra, "por sus chanchullos", están evidenciando "que son perjudiciales para la salud de todos los valencianos y valencianas". El responsable socialista mostró su malestar ante la "incapacidad del jefe del Consell por poner freno a esta situación tan grave", y le acusó de ser un "irresponsable" que, en su opinión, "está demostrando que no sabe dirigir la Comunidad porque lo que tendría que haber hecho es prohibir unos productos que afectan a la salud de los ciudadanos y ahora ha tenido que ser el Ministerio de Agricultura quien actúe en consecuencia".

Sin embargo, Perelló consideró que "lo que no es capaz de resolver Camps lo harán los ciudadanos", pues, dijo, "desalojarán del poder a Fabra y detrás irá el presidente de la Generalitat, porque los valencianos quieren cortar de raíz y de una vez por todas los casos de corrupción que afectan a esta Comunidad y prevenir su propia salud, ya que los dirigentes del PP no lo hacen".

La suspensión decretada por el Ministerio de Agricultura se debe a la existencia de indicios fundados acerca de la manipulación de la documentación para obtener las autorizaciones de estos productos y a la imposibilidad de garantizar que su composición real se corresponde con la comercializada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0012, 12 de abril de 2006.

Lo más visto en...

Top 50