Condenado a 18 años un joven por el asesinato de una amiga

La Audiencia de Lleida ha condenado a 18 años de prisión a Antonio G onzález Llaudet, el vecino de Ponts (Noguera) que la semana pasada fue declarado por un jurado popular culpable del asesinato de su amiga Manuela Pulido. El acusado, para quien el fiscal había solicitado 20 años, deberá pagar 191.000 euros a los familiares de la víctima.

La sentencia considera probado que, la madrugada del 5 de junio de 2004, González y Manuela, de 19 y 20 años, respectivamente, se dirigieron juntos a una zona despoblada, junto a la ribera del río Segre, en las proximidades de Ponts. Allí, el acusado empujó a su amiga y, aprovechando que estaba en el suelo y con ánimo de quitarle la vida, cogió una piedra y le golpeó varias veces en la cabeza, lo que le provocó el hundimiento del cráneo y le causó la muerte. A continuación, introdujo el cadáver en el maletero de una furgoneta y se dirigió a una zona boscosa junto al pantano de Rialb, donde procedió a enterrarlo. Después fue a una masía que sus padres tienen en Gualter y allí limpió los restos de sangre existentes en el vehículo.

Más información
La Policía investiga el hallazgo del cadáver de una mujer extranjera en un parque de Madrid

La sentencia considera que el acusado actuó con alevosía por desvalimiento y desamparo de la víctima, que fue golpeada al menos seis veces con una piedra mientras yacía en el suelo y no podía defenderse de la agresión.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS