Las trabajadoras de la limpieza de Irún ponen fin hoy a 77 días de huelga

Para 2009 cobrarán un 35% más que ahora, entre salario y pluses

Las 58 empleadas de las firmas Eulen, Clece y Valoriza que limpian edificios para el Ayuntamiento de Irún vuelven hoy a trabajar tras 77 días de huelga, una vez conquistadas buena parte de sus reivindicaciones. Para 2009 cobrarán como las mujeres que limpian aulas de secundaria para el Gobierno vasco, alrededor de un 35% más que hoy, si al incremento salarial (el 24% más los IPC correspondientes) se suman las mejoras del plus de antigüedad.

La sede de ELA de Irún era ayer por la mañana una fiesta. Las empleadas de Eulen, Clece y Valoriza aguardaban a golpe de pinchos de tortilla, vino y mucha emoción, la llegada de sus representantes sindicales. Necesitaban comprobar con sus propios ojos que el preacuerdo verbal pactado la víspera con los representantes de las empresas había sido efectivamente rubricado, que ya no había marcha atrás.

"¡Teníamos razón. Lortu dugu! [Lo hemos conseguido]", clamó el representante sindical de ELA Iñigo Zubeldia al entrar en la sala con el documento en la mano. Sobre él cayó una lluvia de confetis y aclamaciones, sólo acalladas cuando empezó a explicar el contenido de este acuerdo, que ha puesto fin a una huelga "larga y muy dura" que arrancó el pasado 23 de enero.

Las 58 trabajadoras se plantaron ese día para exigir su equiparación salarial con las limpiadoras funcionarias municipales, que cobran un 35% más que ellas. Pero con el tiempo rebajaron el marco económico de sus pretensiones. Se contentaban con tener igual sueldo que las mujeres que limpian -incluso dentro del mismo centro- aulas de secundaria para el Gobierno vasco, con ingresos algo inferiores a los de las empleadas municipales.

Y eso es exactamente lo que conseguirán para 2009, según el preacuerdo firmado ayer. La equiparación supondrá entonces un incremento del 24% con respecto a sus sueldos actuales -hoy el base es de 14.700 euros- con sus correspondientes IPC. Pero a esto hay que sumar los aumentos por las mejoras introducidas en el cobro del plus de antigüedad, que pasa a percibirse por trienios en lugar de quinquenios.

El acuerdo entre patronal y sindicatos -también contempla ajustes en los complementos salariales por incapacidad temporal y una bolsa de trabajo del personal eventual que haya prestado sus servicios al Ayuntamiento- "satisface la mayoría de las reivindicaciones históricas de las trabajadoras y trabajadores de las contratas municipales de la limpieza de Irún", según el representante de LAB, Iker Callao, y garantiza la estabilidad de futuro de todas las trabajadoras independientemente de que sean subrogadas a otras contratas. "A las empleadas se les respeta, nunca van a la calle, son funcionarias encubiertas. Y ahora, además, van a cobrar como éstas", explican fuentes de las patronal, que añaden: "Este es el mejor acuerdo al que se ha podido llegar".

Las huelguistas se sienten ganadoras y así lo transmitieron ayer, sin ocultar que la suya ha sido una carrera de obstáculos, con "denuncias de ilegalidad del paro, amenazas de despidos colectivos y muchas mentiras".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0005, 05 de abril de 2006.

Lo más visto en...

Top 50