Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bilbao y San Sebastián despliegan más de 100 agentes contra el 'botellón'

El consistorio bilbaíno recurrió incluso a perros policiales para evitar la concentración

Los ayuntamientos de Bilbao y San Sebastián desplegaron ayer sendos dispositivos que sumaba más de un centenar de policías municipales para evitar los dos macrobotellones convocados en ambas capitales. En Bilbao, los agentes recurrieron también a perros en los puntos más conflictivos del acceso al vallado parque Etxebarria, lugar de cita de los jóvenes. En San Sebastián, se valló ayer también la plaza de Zuloaga, punto de la convocatoria.

Ambos consistorios habían coordinado además sus operativos con la Ertzaintza.

El Ayuntamiento bilbaíno ya había anunciado la semana pasada que pondría todos los "medios necesarios y proporcionados" para evitar estos eventos, que calificó de "campeonatos de ocio destructivo entre municipios". El área municipal de Seguridad Ciudadana desplegó hacia las nueve de la noche a unos 80 agentes para vigilar el recinto del Parque Etxebarria, vallado desde el miércoles. Los policías se situaron en todo el perímetro y las puertas de acceso que se habían establecido para que los bilbaínos pudiesen utilizar el parque durante estos últimos días.

El dispositivo se completó con la unidad canina de la Policía Municipal, que se situó en las zonas donde podía haber más problemas, como las escaleras de Mallona. Entre los 80 policías, algunos vestían de paisano, según señaló un portavoz del consistorio. La vigilancia policial se mantuvo hasta primeras horas de la madrugada. La convocatoria para el macrobotellón era a partir de las 21.00.

El vallado del parque Etxebarria no se retirará hasta el próximo fin de semana, con el fin de evitar otras citas similares en las siguientes jornadas. Este lugar ha sido escenario de varios actos festivos en Bilbao: todos los años acoge las barracas en la Aste Nagusia, además de conciertos juveniles e infinidad de actos sociales y culturales.

'Megaorgía'

El macrobotellón de la capital vizcaína estuvo precedido por otro evento que concentró a cientos de jóvenes, una fiesta universitaria en la antigua Feria de Muestras. Además, también por la noche, en la playa de Sopelana estaba preparada la celebración de una megaorgía como alternativa al acto del parque Etxebarria. En este caso, las autoridades no establecieron ningún dispositivo especial, aunque sí advirtieron a los jóvenes de que no causasen perjuicios a los vecinos y al arenal.

El consistorio donostiarra procedió ayer mismo a vallar la plaza de Zuloaga, junto a la Parte Vieja, el lugar donde se habían citado en principio los jóvenes. Con la incógnita de si la convocatoria en ese lugar o en otro tendría respuesta, una pareja de agentes estuvo apostada desde primera hora de la tarde junto al recinto. Esperaban el relevo hacia las 22.00, hora de la cita. La Policía Local también estuvo presente por la tarde en otras plazas del casco antiguo, como la de la Constitución o Lasala, para evitar concentraciones de jóvenes bebedores.

El alcalde, Odón Elorza, subrayó el jueves su intención de impedir el macrobotellón, para lo se adoptarían medidas "razonablemente necesarias", aseguró.

El concejal de Seguridad, Ernesto Gasco, no quiso concretar cuántos agentes iban a formar parte del dispositivo de vigilancia, pero fuentes del cuerpo calcularon que no serían muchos más de una veintena. No descartaban además que los jóvenes, ante la imposibilidad de concentrarse en la plaza de Zuloaga, trasladasen a última hora la fiesta a otro punto de la ciudad. De hecho, circularon durante la tarde sms y mensajes por Internet que invitaban a participar en una megaorgía en la playa de La Zurriola.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de abril de 2006