Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad constató la presencia de linces junto a la M-501 hace ocho años

Medio Ambiente halló rastros del felino en Navas del Rey, Chapinería y Robledo de Chavela

La Consejería de Medio Ambiente constató en 1998 que en Madrid quedaban ejemplares de lince ibérico. El jefe del servicio de Gestión de Montes, Juan del Álamo, firmó el 20 de enero de ese año una nota interna, dirigida a sus técnicos, en la que señalaba expresamente: "Con fecha de hoy, por el Servicio de Ordenación de Recursos Naturales se nos comunican las áreas de la Comunidad con presencia de lince ibérico". Estas zonas, según el plano que se adjuntaba, correspondían al término municipal de Robledo de Chavela y el trazado de la carretera M-501 entre Navas del Rey y Chapinería.

Según el informe firmado por Del Álamo, los técnicos de la Comunidad detectaron "los lugares en los que se han obtenido respuestas positivas [a la existencia del felino] mediante el uso de reclamos sonoros", así como el hallazgo de "rastros de lince ibérico". La Consejería de Medio Ambiente había colocado en los montes del Alberche grabaciones de linces hembra en celo. Al menos dos machos respondieron al reclamo.

Del Álamo, que dos años después de elaborar este comunicado fue nombrado viceconsejero de Medio Ambiente, y posteriormente secretario de Estado de Medio Ambiente en el Gobierno de José María Aznar, señala que la presencia de lince ibérico "deberá tenerse en cuenta a la hora de efectuar actuaciones en esas áreas; asimismo deberá darse traslado de las mismas a los agentes forestales".

En 1998, Alberto Ruiz-Gallardón, entonces presidente regional, acuciado por los alcaldes de la zona suroeste, encargó al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) un informe sobre los posibles daños medioambientales que ocasionaría la transformación en autovía de la M-501 (carretera de los pantanos).

Los pueblos de la comarca querían que se construyera una autovía para reducir la siniestralidad de la carretera. Pero el informe del CSIC fue demoledor: la zona afectada por las obras podía ser considerada "como la más importante de bosque mediterráneo de la Comunidad, tanto por su extensión como por su diversidad y el número de sus especies". Los científicos recordaban, además, que en el área sobrevive la "única población de lince ibérico" de la región, así como el águila imperial. Ante eso, Gallardón decidió guardar el proyecto en un cajón.

35 pasos subterráneos

Pero la actual presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, no estuvo de acuerdo con lo decidido por Gallardón y optó por llevar adelante el proyecto de autovía. Considera que las medidas correctoras que incluirá en la obra son suficientes para evitar cualquier daño a posibles poblaciones de este felino. El Consejo de Gobierno regional adjudicó el pasado jueves las obras de construcción de 18 kilómetros de autovía en la M-501 (carretera de los pantanos) entre Quijorna y Navas del Rey. La nueva vía irá vallada "para hacerla menos permeable y evitar el atropello de animales", dice el Gobierno, que recuerda, además, que hará 35 drenajes (subterráneos) y un pasadizo elevado para el paso de animales de gran porte. Aguirre considera que es "posible" que existan linces en la zona, pero que ese dato no está contrastado, por lo que llevará a cabo la obra.

Por su parte, Santiago Martín Barajas, portavoz de Ecologistas en Acción, calificó ayer de "bochornosa" la actitud de la Comunidad. "En vez de proteger esta especie, intenta negar la evidencia porque no coincide con sus intereses". "En el área de afección de la M-501 hay linces. La Comunidad conoce hasta las fincas donde viven, pero no les interesa su supervivencia. La actitud del Gobierno es infantil. Si se hace la autovía, será el final de la especie en la región", vaticina.

La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, anunció ayer que después de Semana Santa convocará una reunión para estudiar "la posibilidad de crear un centro de cría de linces en cautividad en la Comunidad de Madrid". La ministra sostiene que el Gobierno regional tiene pendiente la elaboración de un Plan de Recuperación del Lince. Narbona señala que, aunque en el censo de 2004 "no se constató la presencia de estos animales", el informe redactado por el Ministerio de Medio Ambiente en 2005 sobre el lince ibérico en España y Portugal describe las zonas de la Comunidad de Madrid que siguen constituyendo hábitats propicios para estos felinos, sobre todo por la importantísima población de conejos.

La ministra envió ayer una carta al consejero de Medio Ambiente, Mariano Zabía, en la que le pregunta "las razones por las que cuestiona la labor de los científicos de reconocido prestigio", y añadió que lamentaba que Aguirre diga que otras personas mienten sobre la existencia de excrementos en las inmediaciones de la M-501. "Se cree el ladrón que todos son de su condición", declaró Narbona en relación con Aguirre. Ésta puso en duda hace unos días que el excremento de lince hallado hace unos meses por Emilio Virgós, profesor de Ecología de la Universidad Rey Juan Carlos, cerca de Navas del Rey, "lo haya traído un lince", pues, según dijo, "tendría que aparecer más de uno". "Los excrementos se pueden traer de un sitio de lince en cautividad y ponerlos ahí", agregó.

El líder socialista Rafael Simancas señaló que habría que parar "inmediatamente" el proyecto de la M-501 y elaborar una declaración de impacto ambiental "exhaustiva y eficaz". "Actuemos con responsabilidad, como señala el ministerio", concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de abril de 2006